España

Comparecencia de Mariano Rajoy por Gürtel

Rajoy: “El reto es la unidad de España, no un asunto de hace más de 20 años”

Mariano Rajoy. Foto: Francisco Toledo
0 Comentar

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recordado este miércoles al Congreso cuáles son los retos más importantes del Ejecutivo: perseverancia en la recuperación económica, lucha contra el terrorismo y, ante todo, un frente común para la unidad de España.

“Debemos ser conscientes de la gravedad del desafío que supone la voluntad de algunos de liquidar nuestra unidad nacional y nuestra convivencia de manera unilateral”, ha advertido a la Cámara.

Rajoy ha quitado así peso a su comparencia, forzada por la oposición tras su declaración como testigo en el ‘caso Gürtel’, y ha antepuesto los desafíos de su Ejecutivo- y que en consecuencia implican a todos los parlamentarios-frente a un asunto sobre el que, ha recordado, ya dio explicaciones en 52 ocasiones. 

El presidente ha citado, además, las dos comisiones parlamentarias, una de ellas de investigación, que actualmente trabajan en la Cámara sobre este asunto. “Otra cosa es que a algunos de ustedes no les guste nada de lo que hago y desdeñen las explicaciones que se empeñan en pedirme, que pretendan que les dé la razón sin más”, ha ironizado.

Rajoy ha acusado a la oposición de buscar excusas inexistentes para pedir su comparecencia. “Tienen derecho, no se lo voy a reprochar”, ha concluido, pero ha observado que “a la vista de los problemas que tenemos hoy en España y de los retos que debemos afrontar no se entienden la necesidad de celebrar con carácter extraordinario un debate sobre este asunto”.

“Lo que me llama la atención de esta comparecencia, y no sé si debo congratularme de ello, es que se justifique, no por actuaciones de mi Gobierno como estipula la Constitución, sino por actuaciones de mi partido de hace más de 20 años”, ha afeado Rajoy. El presidente se ha considerado víctima de “un juicio político” por el “celo inquisitorial” de la oposición al Partido Popular y ha retado a los partidos a presentar una nueva moción de censura, sabiéndola fracasada. “Así se exige hoy en España la responsabilidad política”, ha insistido.

Rajoy ha sacado pecho de ser la fuerza más votada, ha acusado la “obsesión” de un todos contra el PP y ha ironizado con que “la suma de minorías no sirve para enmendarle la plana a la voluntad clara y nítida que los españoles han expresado” en las tres últimas elecciones genérales.

Además, ha acusado a los partidos de utilizar la Cámara en función de su estrategia partidista y de considerar la “responsabilidad política como un saco sin fondo para sus intereses”.

Terrorismo, Cataluña, economía

A continuación, el presidente ha silenciado al Congreso al enumerar los retos inmediatos del país. Algunos, “lamentablemente”-ha recordado- “se han hecho palpables estos días de manera dramática”, en referencia a los recientes atentados de Barcelona y Cambrils. “Un recordatorio de que luchar contra el terrorismo, defender la vida, los derechos y libertades de las personas debe ser nuestra máxima prioridad”, ha significado el presidente.

Después, ha ahondado en la falta de talla de Estado de la oposición, como estos días calificó el PP, al tratar de debilitar al Gobierno en un momento crítico para el desafío territorial.

Rajoy no ha hecho esa mención, pero sí ha subrayado que “preservar la unidad de España y el texto constitucional y con él, el sistema democrático” debe exigir “toda la atención” del Congreso. “Y a lo que no vamos a renunciar”, ha avisado. A los independentistas les ha advertido de que el Gobierno actuará “con la firmeza que requiere la magnitud de la provocación al Estado de Derecho, la Constitución y el propio autogobierno de Cataluña” y a los catalanes, protegerles “de un proyecto autocrático liderado por radicales, que solo traería división, enfrentamiento y pérdida de libertad y bienestar”.

A continuación ha citado también la recuperación económica como otra de sus tareas de legislatura, asunto en el que ha mantenido el compromiso de alcanzar los 20 millones de ocupados.

Sin mencionar en ningún momento la palabra ‘Gürtel’, el presidente del Gobierno sí ha admitido que la corrupción le preocupa. Así, ha puesto en valor las medidas de su Gobierno para hacer frente a la lacra, con leyes como la de financiación de partidos políticos o de Transparencia que, ha dicho, han permitido que, a día de hoy, existan más límites y controles, estén prohibidas las donaciones de personas jurídicas y de las físicas que superen los 50.00 euros y también las condonaciones bancarias.

“Todos los partidos de la Cámara tienen que cumplir las reglas más estrictas que jamás han existido en nuestro país”, ha presumido.

Tras recordar que “las instituciones, la Justicia y el Estado de Derecho funcionan”, Rajoy se ha mostrado “dispuesto a seguir trabajando para mejorar los instrumentos de prevención, control y sanción” para ser más eficaces en la lucha contra la corrupción.

“Creo en la política. En la nobleza de la vocación individual de trabajar por el progreso colectivo. En la dignidad de la política y de quienes saben ejercerla. Y como no estoy enfermo de sectarismo les incluyo a todos ustedes en esa consideración general”, ha abroncado.

Últimas noticias

Lo más vendido