España

Arran denuncia la “islamofobia” a la vez que hace pintadas en las iglesias animando a quemarlas

Arran
Fachada de una iglesia en Manresa atacada por Arran.
0 Comentar

La organización juvenil independentista Arran ha pintado las fachadas de algunas iglesias de Cataluña con mensajes ofensivos. ‘La única iglesia que ilumina es la que arde’, rezan algunas de las pintadas. “Los separatistas de Arran solo muestran su incoherencia y su doble rasero. Mientras protestan contra la islamofobia, se dedican a alentar actos contra los católicos”, comenta Jesús Sanz, responsable de estudios de la plataforma Convivencia Cívica en declaraciones para OKDIARIO.

En el marco de una crisis en la que existen acusaciones de ‘islamofobia’ por parte de ciertos colectivos a otros, la ‘cristianofobia’ se acentúa. Los cachorros de la CUP plasman sus ideas anti cristianas en los edificios religiosos de Cataluña y claman consignas como ‘contra los ataques de la Iglesia, juntos somos más fuertes’. “No les preocupa lo más mínimo ofender las convicciones religiosas de millones de personas”, sentencia Sanz.

“No hay que ser católico, ni siquiera creyente, sino simplemente persona mínimamente respetuosa para condenar los ataques”, añade.

La CUP quiso expropiar la Catedral

El pasado mes de julio, los independentistas de la CUP propusieron en el pleno del distrito que el Ayuntamiento expropiar la Catedral de Barcelona y proceder a “la socialización forzosa y urgente” de la misma.

Su intención, según señalaba su propia propuesta, era convertirla en una escuela de artes escénicas y música y en un economato municipal.

Según defendió la CUP, el edificio estaba en desuso religioso y contribuía a la gentrificación.

Ataque a la sede del PP en Gandía

Este mismo miércoles, Arran La Safor ha protagonizado otro ataque. En esta ocasión contra la sede del PP de Gandía con pintadas de ‘La Safor antifeixistas’ (La Safor Antifastista) .

Los cristales del local han quedado cubiertos de placas de vías de la ciudad con nombres considerados franquistas arrancadas de las calles por los propios cachorros de la CUP.

En un comunicado, los cachorros de la CUP han lamentado que 40 años después de “la mal llamada Transición, un pacto para limpiar la cara del Régimen y darle una apariencia democrática mientras el poder se mantenía en las mismas manos” en las calles perduran símbolos que “recuerdan la figura del dictador Franco y su régimen: calles, estatuas, nombres de fallas o placas de vivienda”.

Últimas noticias

Lo más vendido