España

Rajoy no descarta convocar un Consejo de Ministros el 16 de agosto para frenar el referéndum

Comentar

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo este miércoles que “no es imposible” la convocatoria de una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros el próximo 16 de agosto si finalmente el Parlamento catalán decide admitir a trámite la proposición de ley para la celebración del referéndum independentista fijado para el 1 de octubre.

“En principio, yo no lo descarto”, dijo Rajoy, a pesar de que la próxima reunión de su gabinete está prevista para el 25 de agosto “es posible que pueda haber uno antes”, pero “no está decidido todavía”. El presidente del Gobierno hizo estas declaraciones desde su reposo vacacional en Galicia, donde esta mañana ha salido a pasear por las orillas del río Umia, a su paso por la localidad de Ponte Arnelas, en Ribadumia (Pontevedra).

Desde allí, Rajoy ha querido insistir, en todo caso, y “con toda tranquilidad y toda moderación”, en que “no habrá referéndum el 1 de octubre”, ya que “España es una democracia avanzada” en la que “la ley y la democracia no se pueden separar y no se van a separar”, en base al dictado del Tribunal Constitucional que declara ilícito el referéndum catalán. “Aquí rige la ley y el Estado de Derecho y no puede un gobernante jactarse de que va a incumplir la ley”, sostuvo.

La CUP llama a la desobediencia

El Govern acordó esta semana personarse ante el Tribunal Constitucional (TC) para defenderse de la “indecencia” que, a su juicio, supone el recurso promovido por el Gobierno contra el reglamento del Parlament, mientras que la CUP ha abierto la puerta a “desobedecer” al alto tribunal.

En su última reunión antes del parón veraniego, el Govern analizó la decisión del TC de admitir a trámite un recurso de inconstitucionalidad del Ejecutivo del PP y suspender así la reforma del reglamento del Parlament, impulsada por Junts pel Sí (JxSí) y la CUP para permitir la aprobación exprés de la ley del referéndum.

El consejero de Presidencia y portavoz del Govern, Jordi Turull, señaló que el procedimiento de lectura única lo tienen otros parlamentos autonómicos y el Congreso de los Diputados, por lo que el recurso del Gobierno del Estado “hace saltar por los aires eso de que todos somos iguales ante la ley” y deja entrever una “persecución preventiva e ideológica”.

Turull acusó al TC de ser el “brazo ejecutor” del Gobierno central y ha ironizado con que “podría tener su sede perfectamente en la Moncloa o compartir el Consejo de Ministros”.

El Govern, que no tiene previsto volver a reunirse hasta el 29 de agosto, acordó personarse en el proceso con un recurso de súplica contra la providencia de ayer del TC, para pedir que se levante la suspensión y, si no fuera estimada dicha pretensión, formularía las alegaciones pertinentes en defensa de la constitucionalidad del nuevo reglamento del Parlament.

También la presidenta del grupo parlamentario de la CUP, Mireia Boya, aseguró que hay “otras” fórmulas para poder aprobar la ley del referéndum, como la apelación al artículo 81.3 del reglamento vigente del Parlament que ya avanzó OKDIARIO.

“Nos gusta mucho más el hecho de desobedecer”, subrayó Boya, que añadió: “No reconocemos este derecho español que se aplica de una forma muy interesada y muy aleatoria”.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, calmó a los ciudadanos asegurando que el Gobierno “va a seguir con la misma actitud de no permitir que los radicales decidan el futuro de los catalanes con una ilegalidad tras otra con tal de cumplir sus delirios”.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, pidió al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que no se haga la “víctima” cuando lo que está haciendo el Gobierno central es responder “democráticamente” a sus intentos por “cargarse” la Constitución y romper la soberanía nacional.

Últimas noticias