España

Los próximos pasos de Puigdemont: aprobar la Hacienda y la Seguridad Social de su ‘república’

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. (Foto: EFE)

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, pidió a sus diputados y consejeros acelerar los trabajos en el Parlament de manera que los próximos pasos, una vez establecida la fecha y la pregunta del referéndum, es aprobar la Hacienda y Seguridad Social propias para la república.

Puigdemont reunió a los suyos en el Palau de la Generalitat media hora antes de anunciar la fecha y la pregunta del referéndum independentista. Entre otros asuntos, el presidente catalán pidió “celeridad” en los trabajos que Junts pel Sí está llevando en la Cámara con las leyes de desconexión.

Asimismo, recordó que había que estar “un paso por delante” de las fuerzas constitucionalistas para que estos trabajos pudieran estar listos estos meses de verano con mucha antelación al 1 de octubre, fecha en que se celebrará la consulta ilegal.

Aprobar la Hacienda propia esta semana

El presidente de la Generalitat valora que el Parlament, gracias a la mayoría soberanista, apruebe la Hacienda propia esta semana. La ponencia de la proposición de ley del Código Tributario de Cataluña, que es como llaman a su Hacienda propia, pasará el próximo día 14 a la comisión de Economía para ser elevada al pleno posteriormente.

Se trata de un paso clave de cara a la independencia ya que este Código Tributario, que pretenden aprobar, es la norma legal que debe dar cobertura a la nueva Agencia Tributaria de Cataluña, considerada como uno de los puntos fuertes de las famosas leyes de desconexión que aparecen en la hoja de ruta soberanista.

La clave que busca Junts pel Sí para conseguir su aprobación con éxito es que se aprueben estos trámites en el mismo día. Son conscientes de que la oposición constitucionalista pedirá un informe al Consejo de Garantías de la Cámara, como ya hizo con la reforma del reglamento del Parlament. De esta manera, han conseguido atrasar estos trabajos un mes y Puigdemont no quiere más demoras con el considerable riesgo de que no estén para el verano, fecha límite.

Uno de los puntos débiles que tiene Junts pel Sí es que el texto no incluye las comparecencias que se deben de asumir ni los tributos que se asignarían a los organismos tributarios, centrándose solamente en “la regulación general y los principios rectores de las entidades fiscales de Cataluña”.

La ley sostiene que se creará un Consejo Fiscal para asesorar a la Generalitat en materia tributaria y estaría formado por miembros nombrados por el Gobierno, por las asociaciones y colegios de asesores fiscales, por los entes locales y académicos de prestigio.

El debate de esta norma ha creado polémica esta semana en el Parlament ya que el texto vulnera las competencias del Estado. PP y Ciudadanos en Cataluña criticaron la “pillería” de Junts pel Sí y la CUP de haber hecho este trámite a través de una proposición de ley de los grupos parlamentarios en lugar de una ley del Gobierno para que el Tribunal Constitucional no pueda inhabilitarla ipso-facto.

Por su parte, PSC y Podemos en Cataluña aseguraron que la norma no supone “la desconexión” pero criticaron que se llegue a pensar en la gestión privada de los tributos.

Una Seguridad Social venida a menos

Más difícil tiene Puigdemont eso de vender una Seguridad Social propia para una futura república catalana cuando la ley que finalmente ha tramitado Junts pel Sí se ha quedado en más que ‘agua de borrajas’. Se trata de una proposición de ley para crear un organismo que gestione las prestaciones sociales que son competencia de la Generalitat, similar al que ya existía con el tripartito y que tienen otras autonomías.

La ponencia de la que debe salir ese texto llevaba cuatro meses sin reunirse y parece que a partir de estas semanas quieren reanudar los trabajos. A las fuerzas soberanistas les urge que todos estos trámites estén aprobados en verano para centrarse solo en la movilización las fechas previas al referéndum, el 1 de octubre.

La soflama política con la que venden los independentistas su Seguridad Social continuará a partir de esta semana cuando vuelvan a mencionar aquello de que “se pagarán hasta un total de 169 prestaciones en la Cataluña independiente”, que ahora ofrecen diversas Administraciones incluidas las pensiones de jubilación.

“Se pretende crear la Agencia Catalana de Protección Social sin que exista memoria económica ni informe jurídico, porque el texto lo impulsan los grupos, no la Generalitat”, sostiene la diputada del PSC, Eva Granados.

Puigdemont alecciona a los suyos en el Parlament mientras estudia estos días si acudir al Congreso de los Diputados para explicar su proyecto. Una invitación cursada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que no tuvo muy buena acogida entre las fuerzas independentistas.

Sin embargo, esta última semana el presidente catalán busca la manera de que su intervención en la Cámara no terminase con una votación para, posiblemente, subirse a la tribuna y dejar las cosas claras. Desde el entorno del presidente niegan por el momento que vaya a ir y le aconsejan que “no pierda el tiempo” o, según otros diputados “que no nos lo haga perder a nosotros”.

Últimas noticias