España

El PP teme una moción conjunta PSOE-Podemos si Sánchez gana las primarias

Mariano Rajoy. (Foto: EFE)
0 Comentar

El Partido Popular no descarta una moción conjunta entre PSOE y Podemos si, finalmente, Pedro Sánchez se impone en las primarias. En fuentes parlamentarias del partido se cree que los de Iglesias no presentarán la moción, anunciada este jueves, hasta que los socialistas tengan una nueva dirección. Esto es, hasta después del 21 de mayo. 

En realidad, el apretado calendario en el Congreso dificulta que esa moción se pueda debatir en las semanas inmediatas. Pese a que la intención del partido morado es que no se dilate en el tiempo, tampoco se maneja una fecha concreta. Su intención, como este jueves anunciaron en rueda de prensa, es hablar antes con el resto de formaciones políticas e incluso, organizaciones sociales de las que, por ahora, solo han recibido portazos.

En su exposición de motivos, Iglesias destacó que el país vive “un estado de excepción” y por tanto, “la ciudadanía se merece este debate cuanto antes”. Pero desde el PSOE, aliado necesario para que la moción prospere, han recibido una sonora negativa. El portavoz parlamentario, Antonio Hernando, rechazó con dureza la iniciativa  y acusó a Podemos de actuar “de mala fe” y con una total “falta de respeto”.

Los tres candidatos a las primarias del PSOE han descartado la propuesta, aunque con distinta vehemencia. Susana Díaz arremetió contra el “numerito” de Iglesias y le recordó que “cuando uno de verdad quiere una moción, habla con los demás y pacta, y él lo ha hecho al contrario”.

En el mismo argumento insistió Patxi López. La respuesta de Sánchez, sin embargo, llamó la atención por su tibieza. Desde un mitin en Viveiro (Lugo), se limitó a decir que “hace un año” no hubiese hecho falta esta moción, en referencia a su plan frustrado para formar Gobierno con Podemos. Antes, en una entrevista en la Cadena SER, sí admitió que “en este momento no hay una mayoría alternativa” para hacer frente a Rajoy.

No obstante, de las palabras del exsecretario general no se deduce que la rechace con firmeza. Esa tibieza siembra dudas en el PP, donde desde hace meses contemplan que la llegada de Sánchez podría ir aparejada a una moción contra Rajoy. En ese caso, los ‘populares’ advierten de que su salida sería una convocatoria anticipada de elecciones. En ese caso, y de acuerdo al reglamento del Congreso, Rajoy se vería obligado a disolver las Cortes antes de que la moción fuese registrada. 

En estas semanas de pre-campaña, Sánchez ha evitado tomar una postura contundente sobre Podemos. Sin embargo, en su proyecto, ‘Por una nueva socialdemocracia’, abundan las referencias veladas. En él, considera que el PSOE debe formar una ‘Alianza de progreso’, en torno a las fuerzas de izquierda y sindicatos para desbancar a quien considera su “adversario político”, el “neoliberalismo y conservadurismo que encarna el PP”.

De hecho, este mismo viernes, el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Xavier Domènech, no ha descartado que el candidato de la moción de censura sea el propio Sánchez. “Podría ser cualquier persona que emergiera de una mayoría”, ha considerado.

La fecha del debate  de la moción de censura dependerá, en todo caso, de la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

El Reglamento no establece un plazo máximo, solo mínimo: cinco días desde que se registre, y en las próximas semanas, la actividad parlamentaria será intensa por el debate de los Presupuestos Generales.

Esta semana, 3 y 4 de mayo, se debatirán las enmiendas a la totalidad y la siguiente no habrá actividad parlamentaria, con lo que la única posibilidad sería la del próximo 23 y 25 de mayo. En cualquier caso, ya después de las primarias socialistas.

Para entonces, el escenario es sumamente incierto. Existe además otro condicionante a tener en cuenta: según el artículo 113.4 de la Constitución “si la moción de censura no fuere aprobada por el Congreso, sus signatarios no podrán presentar otra durante el mismo período de sesiones“. Esto es, si la moción se presenta antes de junio, y fracasa, sus firmantes no podrían presentar otra hasta septiembre.

Pero si se espera a septiembre, y de nuevo fracasa, no se podría presentar otra hasta febrero.

En el PP quitan hierro al anuncio

No obstante, en el PP no dan crédito por ahora al anuncio de Iglesias. En filas ‘populares’ se repite desde el jueves el mismo mensaje: “Las mociones no se anuncian, se presentan”. Esto es, con apoyos cerrados, algo de lo que, hoy por hoy, Iglesias carece.

En medios internos se quita hierro a la iniciativa, y se considera que, en las actuales circunstancias y sin respaldos, el líder de Podemos no seguirá adelante.

La propuesta ha dado un inesperado ‘aire’ al PP, en unas semanas preocupantes para el partido por los recientes escándalos de corrupción. “Se ha demostrado que no existe una mayoría alternativa“, defienden. También, insisten en que Rajoy es el único “garante de estabilidad”. 

Todas las formaciones se han apresurado a desacreditar a Iglesias, calificando su propuesta de “circo” e “irresponsabilidad”.

Entre tanto, la prioridad para Rajoy es sacar los Presupuestos Generales. Las negociaciones con el PNV han avanzado mucho en las últimas horas, sobre todo después de que el propio presidente asumiese directamente las riendas de las negociaciones. El respaldo de PNV, más Ciudadanos y Coalición Canaria, permite al Ejecutivo  tumbar las enmiendas a la totalidad que, entre otros, han presentado PSOE y Podemos.

 

 

Últimas noticias