España

Federaciones del PSOE en Andalucía admiten presiones de ‘susanistas’ y ‘pedristas’ por la recogida de avales

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
0 Comentar

Andalucía se ha convertido en el ‘polvorín’ de los socialistas. Los precandidatos están centrados en la recogida de avales y Pedro Sánchez en arrancar votos a Susana Díaz en Andalucía.

Las fuentes consultadas aseguran que el sur “es el bastión de Susana” por excelencia e insisten en que “ganará de calle” en la guerra de avales. Sin embargo, numerosas federaciones comienzan a elevar la voz para criticar la “presión” que están sufriendo algunos cargos del partido para conseguir apoyos a favor de los equipos de Díaz y Sánchez.

“Estas semanas está habiendo mucha presión. Desde una candidatura en concreto nos han dicho que tenemos que conseguir movilizar su voto porque sino lo tendremos difícil”, aseguran desde una federación andaluza. Nadie quiere dar la cara pero varias agrupaciones reconocen este tipo de presiones por parte de los equipos de los dos precandidatos, dejando a Patxi López fuera de estas prácticas.

Los dirigentes cercanos a la presidenta de la Junta dan por hecho el triunfo de Díaz y se centran estos días en conseguir el mayor número posible de avales evitando que Sánchez llegue a ese 30% que podría darle el triunfo. Mientras los de Sánchez reconocen en privado que la terna entre ambos precandidatos se centra en recoger el máximo número de avales en Andalucía y Cataluña, los dos territorios hasta el momento más conflictivos a la hora de movilizar el voto.

El núcleo duro de Sánchez se muestra contento por haber arrancado apoyos de importantes dirigentes como es el del ex secretario general del PSOE andaluz, Carlos Sanjuán; el del almeriense José Antonio ‘Nono’ Amate o el ex alcalde socialista de Huelva, Juan Ceada. A esta entente se une Carmen Hermosín, una de las protagonistas de la ya famosa foto de la tortilla con Felipe González, Alfonso Guerra y Manuel Cháves. Y el ex eurodiputado Luis Yáñez y el ‘guerrista’ José Féliz Tezanos. 

Los de Sánchez también presumen de tener el apoyo de la ex ministra de José Luis Rodríguez Zapatero, Carmen Calvo, y señalan que “hay muchos más nombres aunque permanecen ‘tapados’ por miedo a las repercusiones”.

La Comisión Gestora del PSOE comunicó este sábado a sus agrupaciones el censo definitivo de sus respectivos ámbitos territoriales que queda fijado en 187.949, es decir, 589 más sobre el censo provisional, si bien esta diferencia no supondrá variación en el número de avales para concurrir a las primarias.

En nota de prensa, el PSOE recordó que el número de avales para que los aspirantes puedan ser proclamados como candidatos quedó definitivamente cerrado el 17 de abril, calculándose sobre el censo provisional, que había sido de 187.360 militantes. Ya entonces quedó establecido que serían necesarios 9.368 avales, un 5% del censo provisional, para adquirir la condición de candidatos y concurrir por lo tanto a las primarias a la Secretaría General.

Desde el pasado 17 de abril y hasta ayer, los militantes del PSOE han podido presentar reclamaciones sobre el censo provisional, remitido el mismo día 17, “dentro de un procedimiento garantista que busca la mayor participación posible, tanto en las primarias como en el 39 Congreso, siempre en igualdad de condiciones y cumpliendo todos los requisitos”, ha añadido el PSOE en el comunicado.

Como consecuencia de este proceso de reclamaciones, el censo definitivo ha sufrido una modificación del 0,32% con relación al provisional, lo que se traduce en los 589 militantes citados. Pasado el ecuador del plazo para la recogida de avales en las primarias del PSOE, Díaz dijo que lo suyo va “viento en popa”, mientras que los Sánchez y el ex lehendakari Patxi López están “cumpliendo las expectativas”.

En el equipo de Díaz presumen de que, en los dos primeros días, consiguieron recabar “en Sevilla y en ciudades de otras comunidades más avales de los que recogió en esos mismos sitios Pedro Sánchez en toda la campaña” de las primarias de 2014. Aseguran en privado que los apoyos con los que cuenta Sánchez en el sur “son cuatro contados” y que esto “no va a afectar para nada”.

Un “ritmo” de avales en favor de la andaluza que hacen que ésta esté “encantada” y “convencida de que va a ganar”, según las fuentes. Transcurridos nueve de los quince días que tienen de plazo (hasta el 4 de mayo) para conseguir las 9.368 firmas que les exigen las normas (5 % de la militancia) para competir en la votación del 21 de mayo, ninguno de los tres precandidatos ha facilitado por el momento cifras globales.

La candidatura de Díaz es la que más importancia da a este trámite, por considerar que una victoria clara en número de avales refleja su fortaleza frente a sus rivales. Ella misma reconoce en sus actos que da un “valor enorme” a los avales y por eso tiene al “aparato” del partido “volcado” en conseguirlos. Díaz usa incluso los apoyos que recibe para proyectar su idea de que con ella están tanto los militantes más veteranos, como los más jóvenes.

Ha logrado, por ejemplo, que la avale un militante de 103 años de Málaga, Manuel Martín Rueda, afiliado al partido en 1932 y el más antiguo de Andalucía, y no es el único afiliado centenario que la prefiere, ya que también ha optado por ella otro militante de Alicante de 101 años. De cara al futuro, el símbolo de Díaz es el aval de Noelia, una militante adolescente, de 14 años, de Juventudes Socialistas.

Tanto el entorno de Pedro Sánchez como el de Patxi López sostienen que la “presión” que están ejerciendo los ‘susanistas’ para ‘arrasar’ en avales se terminará “volviendo en su contra”. “Se les va a volver en contra a los que están presionando mucho”, pronostica una miembro de la candidatura de López.

Se muestran también convencidos, tanto los ‘patxistas’ como el entorno del ex secretario general, de que Díaz sacará “más avales que votos”. El propio Sánchez suele recordar que en las primarias de 2014, en las que venció con el apoyo de Susana Díaz a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, “hubo bastantes más votos que avales”.

Sánchez logró en aquella ocasión 41.338 firmas, frente a las 25.238 de Madina y las 9.912 del entonces representante de Izquierda Socialista. “Los avales son una fase que hay que pasar, tendremos los necesarios, pero lo que más importa son los votos”, afirmaba esta semana el ex secretario general en una entrevista en la Ser, en la que se declaraba “moderadamente optimista”.

Desde su equipo de campaña aseguran que esta etapa va “bien” y que las “expectativas se están cumpliendo”, según les informan sus representantes en los distintos territorios. En la misma línea, la candidatura de López subraya que la recogida de avales se está desarrollando “con toda normalidad” y que los “objetivos orientativos” que se marcaron “se están cumpliendo más o menos”. “Vamos a cumplir objetivos y ya está, no estamos centrados en esto, sino en los actos, en escuchar a los militantes y en hablar con ellos”, señalan.

Una de las propuestas de Patxi López para el próximo congreso es eliminar los avales de las primarias para elegir al secretario general y que estas se celebren a dos vueltas, lo que asegura al ganador más del 50 % de apoyos de la militancia. Según los ‘patxistas’, esta fórmula permitiría “quitar esta fase de tensión que vive la organización” durante el proceso de primarias, porque “no es lo mismo firmar un aval que votar en urna libremente”.

Últimas noticias