España

ENTREVISTA AL CONCEJAL DEL PSOE EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Antonio Miguel Carmona: “Podemos no quiere luchar contra la corrupción, sólo intenta ponerse medallitas”

0 Comentar

Antonio Miguel Carmona (Madrid, 1963) es uno de los rostros más queridos y conocidos del socialismo actual. Lleva en la primera línea política casi 30 años y, pese a ello, ha tenido la habilidad de sobrevivir políticamente a las siempre procelosas aguas de la Federación Socialista Madrileña (FSM). En 2015, Carmona encabezó la lista del PSOE a la Alcaldía de Madrid. Los socialistas quedaron como tercera fuerza política por detrás del Partido Popular y de Ahora Madrid. No fue un mal resultado, teniendo en cuenta la fuerza con la que Podemos se estrenaba en esas elecciones y con la que consiguió fagocitar el voto tradicional socialista muy desgastado por la crisis.

Sin embargo, pocos meses después y como antes hiciera con Tomás Gómez, el entonces secretario general de PSOE, Pedro Sánchez, sacrificaba de la portavocía del Ayuntamiento a Carmona en favor de Sara Hernández. Pese a ser apartado del altavoz municipal y desplazado por la guardia pretoriana de Sánchez en Madrid, Carmona ha logrado mantener su tirón mediático. Ahora, de la mano de la candidatura de Susana Díaz, su nombre suena con fuerza para capitanear el PSOE madrileño.

Esta semana, tras las detenciones llevadas a cabo en el marco de la operación Lezo, en OKDIARIO hemos querido charlar con él. Carmona ha sido, durante años, una de las personas que denunciaron con más determinación la corrupción que se vislumbraba en el entorno de Esperanza Aguirre. 

Pregunta.- Vaya semanitas llevamos en Madrid…

Respuesta.- Vaya años llevamos en Madrid. Desde el 10 de junio de 2003 que se produjo el Tamayazo, le sucedió Gürtel, Púnica… Hay tres grandes tramas: la trama de saqueo en la que el PP de Madrid (y otras partes del Partido Popular) han saqueado la nación y la región, convirtiendo Madrid en una fosa séptica; la trama de bloqueo, que ha bloqueado las instituciones a los fiscales para que no se supiera, a pesar de las denuncias que hemos hecho los socialistas en la Asamblea de Madrid; y la trama de silencio, porque muchos miembros del Partido Popular, y nosotros mismos que lo denunciamos, sabían que había corrupción, que había una cuenta en Suiza, y lo callaban, lo tapaban, lo escondían. Crearon un reino de impunidad en nuestra región.

P.- Habrá respirado tranquilo porque pudo ser alcalde con los votos del Partido Popular. Imagínese que hubiese sido de usted ahora…

R.- La posibilidad de que yo aceptara era nula. Yo he pasado las pruebas del algodón, otros tendrían que pasar la prueba del algodón de tener decencia política. Yo le dije que no, mirándole a los ojos y casi sin dejar que terminase la frase, a Esperanza Aguirre. Yo no iba a ser alcalde de Madrid habiendo perdido las elecciones, a pesar de haber tenido mejor resultado, según me reconoció la Comisión Ejecutiva nacional, de las cuatro grandes capitales. No me satisfizo ese resultado y estoy en la oposición tranquilamente.

P.- Podemos ha anunciado que va a presentar una moción de censura al gobierno de Cifuentes y ustedes han dicho que no se van a sumar, ¿no es un poco contradictorio teniendo en cuenta lo que ustedes opinan del PP madrileño?

R.- El PSOE es la principal institución que ha denunciado la corrupción en el PP de Madrid. Y habla con uno de ellos. Otros llegan nuevos y quieren reinventar el mundo. Podemos es un partido cuyos votantes tienen todos mis respetos y cuyos dirigentes son el mejor invento del Partido Popular para hacerle daño al PSOE. Los dirigentes de Podemos son plurales: Pablo Iglesias proviene del Partido Comunista; Juan Carlos Monedero, del Partido Socialista Obrero Español; Pablo Echenique proviene de Ciudadanos; incluso hay personas de Alianza Popular. Podemos es un partido plural, nosotros somos socialistas. Nosotros hemos denunciado la corrupción desde el año 2003, incluso antes. No tiene más que meterse en mis intervenciones. Las mías, las de Tomás Gómez y las de muchos diputados socialistas. Por tanto, las cosas hay que hacerlas bien. No se trata de una causa general, se trata de la lucha contra la corrupción. Aquellos que intentan ponerse medallitas no quieren luchar contra la corrupción ni contra la impunidad. Yo no les oía cuando luchábamos nosotros contra la corrupción.

P.- Ustedes han decidido personarse en el caso Lezo como acusación particular. Hay quien piensa que se están utilizando estos procedimientos judiciales para eliminar adversarios políticos.

R.- Sí, nosotros queremos eliminar a ciertas personas de la vida política, a los corruptos.

P.- ¿Pero no se enturbian, con la participación de los partidos políticos, los procedimientos judiciales?

R.- Es que no sabes lo que significa haber puesto pruebas encima de la mesa y que no te hagan ni caso. No sabes lo que es que, desde el año 2006, un concejal de Boadilla del Monte, Ángel Galindo, entrega una carta a Esperanza Aguirre (y a mí) denunciando la corrupción de Gürtel y Esperanza Aguirre la guarda en un cajón. Esperanza Aguirre ha sido la madre de la corrupción en Madrid.

P.- ¿No cree a Esperanza Aguirre cuando dice “yo creí a Ignacio González, yo creí en su inocencia?

R.-Cuando tienes a casi todo el mundo a tu alrededor corrompido, cuando tus dos manos derechas, González y Granados, están en la cárcel…

P.- Sí, pero ella no está imputada…

R.- No está imputada y, por tanto, no tiene responsabilidades penales.

P.- Entiendo que políticas, sí. Pero, ¿cree que ella sabía que se lo estaban llevando? 

R.- Yo estoy completamente convencido de que sí lo sabía, como lo sabía Mariano Rajoy después de avisarle de que había una cuenta en Suiza.

P.- A usted le pasó algo similar. Usted mismo puso, en su momento, la mano en el fuego por Tomás Gómez…

R.- Y acerté.

P.- No, en ese momento. Hay, además, procesos abiertos todavía. Pero, volviendo a Esperanza, yo tengo la sensación de que, a tenor de la defensa que hizo de Granados y González, ella confiaba realmente en su mano derecha e izquierda…

R.- Pero si pasamos años poniéndole pruebas encima de la mesa de la Asamblea de Madrid. Hemos ido al juzgado, nos han puesto querellas criminales por calumnias y las calumnias eran verdades. Yo considero que Esperanza Aguirre tiene, como Mariano Rajoy, una grave responsabilidad política que tiene que ver, si no con la trama de saqueo, con la trama de bloqueo, con la trama de impunidad. Yo no soy juez y, por tanto, no puedo dirimir responsabilidades judiciales. Yo me dedico a la política y, en ese sentido, sí le exijo responsabilidades políticas. Estamos hablando de Esperanza Aguirre, que es quien propuso a Ignacio González para la presidencia de Caja Madrid.

P.- Pero, ¿no nos estamos pasando de frenada con esto de los juicios públicos?

R.- Me quedé afónico denunciando la corrupción en la Comunidad de Madrid. Había una gran bóveda de cristal que impedía que se escuchara a los socialistas más allá de la Asamblea de Madrid. Entenderás mi satisfacción porque los corruptos estén donde corresponde.

Últimas noticias

Lo más vendido