España

Al declarar la independencia

La ANC propondrá este sábado crear un Parlament paralelo si se inhabilita a diputados

ANC
El presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez (Foto: EFE)
0 Comentar

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) celebrará este fin de semana su asamblea general en Granollers donde presentará a votación su hoja de ruta para llevar a cabo la independencia de Cataluña. Entre los planes que sostienen se encuentra el de crear un Parlament ‘bis’ para que, en caso de que el Tribunal Constitucional lleve a cabo inhabilitaciones a los diputados, se siga actuando conforme a las leyes de desconexión.

La ANC propone en su documento que en caso de que el Gobierno actúe y por medio del artículo 155 intervenga la autonomía, la independencia se haría efectiva a través de la Asamblea de Electos de Cataluña (AECAT) que actuará como un cuerpo con entidad soberana.

Este organismo fue creado por la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) presidida por Neus Lloveras (PDeCAT) y con la ayuda de la ANC y las distintas asociaciones soberanistas. Lloveras lo presentó como un “órgano no institucional de afiliación voluntaria” que nació “con el objetivo de estar preparados en la recta final del procés”. Por el momento, cuentan con más de 2.500 cargos electos adheridos pero el objetivo de la AMI es ampliar este número y captar a alcaldes, concejales, diputados, senadores y europarlamentarios catalanes, según explican.

Actualmente hay 764 municipios inscriptos en la AMI sobre un total de 948 ayuntamientos en Cataluña, según explican y su próximo objetivo es convencer a los municipios más poblados como la Barcelona de Ada Colau, L’Hospitalet y Badalona, entre otros.

En su documento señalan que “llegado el caso de que el Gobierno o el Parlamento no puedan ejercer libremente sus funciones, el AECAT asumirá la máxima representación legítima, soberana e institucional de Cataluña para completar el proceso de independencia”.

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, no esconde que su propuesta consiste en que sea la Asamblea de Electos quien dirija el proceso institucional en el supuesto de intervención de la autonomía, y que asuma las funciones que reflejan en su documento: “Realización de un referéndum, capacidad para proclamar la independencia, confección, aprobación y sanción de las normas jurídicas de la nueva legalidad y convocatoria inmediata de elecciones constituyentes”. Desde la ANC aseguran que ya parten con mayoría a la hora de aprobar esta propuesta el sábado y que desde la Generalitat estarán pendientes porque se trata de “una parte muy importante” a la hora de llevar a cabo la hoja de ruta soberanista, insisten.

La pugna ERC-PDeCAT pone en peligro el referéndum

En su informe la ANC también admite que las diferencias entre PDeCAT y ERC pueden poner “en riesgo” el proceso soberanista así como que, aunque se ha consolidado el movimiento independentista, se empieza a percibir cierta falta de entusiasmo entre las bases.

En el informe de gestión del Secretariado Nacional que presentarán en la asamblea general destacan que la ANC asumió como propia la creación de JxSí y que el liderazgo en esos momentos no pasaba por la entidad y sí por los partidos, “los mismos que a partir del día siguiente de las elecciones mostraron de forma bien evidente que sus diferencias de modelo pueden llegar a poner en riesgo el proyecto político” que se está impulsando.

“Esto, junto con el error cometido de haber situado en igualdad de condiciones CUP y JxSí, mermó considerablemente el liderazgo que ha tenido la ANC durante los últimos años”, recogen en el documento.

En su opinión, fue tan explícita la pérdida de liderazgo que “durante cierto tiempo, la ANC no tuvo voz”, y añaden que una parte de la imposibilidad de recuperarla vino por el cuidado por no explicitar la incomparecencia de una de las partes independentistas si se realizaban reuniones de los firmantes de la hoja de ruta o de la mesa de fuerzas políticas y entidades soberanistas.

Sin embargo, subrayan que la apuesta por el referéndum ha servido para retornar al puesto que siempre ocupó la ANC: “Hacer de altavoz de la sociedad civil en lo que respecta al objetivo final y a lo que se precisa para alcanzarlo, y liberarnos de complejos: quien no quiera estar explícitamente con la ANC no hace falta que esté, pero no podemos ralentizar la maquinaria, hay que seguir adelante”.

Primer paso: leyes de desconexión

Encauzado este ‘plan B’ de la ANC, lo que le preocupa a la Generalitat ahora es poder sacar adelante las leyes de desconexión. Este miércoles dieron el primer paso para tramitar esta modificación del reglamento con un procedimiento de lectura única para agilizar los trámites.

La importancia y el objetivo de esta ley cobran sentido para las fuerzas soberanistas en el primer punto de su articulado donde explican que “Cataluña se constituye en una República de derecho, democrática y social”. Para ello necesitan aprobar las leyes de desconexión para, según el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, hacer ver que se “garantiza la máxima seguridad jurídica” en esta transición para convocar el referéndum que algunos ya aplazan su convocatoria hasta octubre.

Puigdemont explicó este miércoles que la fecha del referéndum no está decidida, pero aseguró que anunciará tanto la fecha como la pregunta antes de las vacaciones. “No hay una fecha que yo esté escondiendo”, aclaró en la sesión de control del pleno de Parlamento en respuesta a una pregunta del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a quien aclaró que trabaja con los domingos del calendario que puedan ser más idóneos para la celebración. Puigdemont adelantó su intención de anunciar la fecha antes del verano en una reunión que mantuvo con corresponsales en el Palau de la Generalitat con motivo de la Diada de Sant Jordi, aunque no lo aseguró.

Últimas noticias

Lo más vendido