El plan de Podemos para España: subir impuestos, incumplir el déficit y contratar más funcionarios

Presentación presupuestos alternativos en el Congreso
Presentación presupuestos alternativos en el Congreso
Comentar

El presupuesto alternativo diseñado por el grupo confederal Unidos Podemos para este año contempla una subida masiva de impuestos, enfrentarse a Bruselas incumpliendo el objetivo de déficit público, contratar más empleados públicos y disparar el gasto de las Administraciones, especialmente en el ámbito autonómico.

Pablo Iglesias, Irene Montero, Alberto Garzón, Nacho Álvarez y otros miembros del grupo han presentado el documento en el Congreso en la mañana del miércoles. El documento de 30 páginas es un manual calcado del programa electoral con el que la formación morada se presentó a las dos citas electorales del pasado año y constata la aversión del partido de Iglesias a la iniciativa privada, fiando toda la actividad económica al papel del sector público.

Lo más novedoso es la concreción de la cifra final de déficit público que tendría España si hiciera caso a la receta presentada por Podemos esta miércoles: un agujero presupuestario de más de 6.000 millones de euros respecto al objetivo pactado con la Comisión Europea. Bruselas exige que la brecha fiscal sea del 3,1% del PIB al cierre de 2017 y el plan de Podemos es cerrar el año con una tasa del 3,7%, lo que obligaría a las autoridades comunitarias a sancionar a España con una multa y la congelación (o retirada) de los fondos estructurales.

El presupuesto alternativo del partido político plantea un incremento del gasto público de 19.500 millones de euros respecto a lo establecido en el proyecto de Ley presentado por el Gobierno y que ahora se encuentra en tramitación parlamentaria. El dinero que saldrá del bolsillo de las familias y las empresas, con una reforma fiscal que elevará el IRPF y el Impuesto de Sociedades, penalizará a las rentas del capital (acciones y fondos de inversión) y castigará también a los jubilados que tienen pensiones privadas (ocho millones). Con todo ello Podemos pretende ingresar 7.525 millones de euros, que se sumarán a otros 4.049 millones por el “efecto expansivo” de esta política de gasto neokeynesiana.

El partido, liderado por Iglesias, incluye un impuesto de solidaridad a “las grandes fortunas” que supondría una fuga de capitales provocando una desestabilización de la economía española.

Otro de los puntos importantes es la subida de la tributación de los rendimientos del capital mobiliario lo que se traduce en un aumento de impuestos a todos aquellos que disponen sus propiedades para alquiler.

Podemos resalta en su programa la reducción del gasto social del Partido Popular usando un término inexistente ‘el déficit social’, algo que, además, no ha ocurrido ya que el ministerio de Cristóbal Montoro ha ejercido una subida de casi 60.000 millones de euros al respecto.

Por otro lado, el programa contiene datos que no corresponden a la realidad respecto a los índices de pobreza. El documento asegura que el porcentaje de pobreza se sitúa en el 15%, sin embargo el INE publicó el pasado martes, que dicha cifra ha disminuido por segundo año consecutivo situándose en el 5,8%. 

Según la agrupación “la calidad del empleo es muy insatisfactoria”, no obstante, los datos conocidos sobre el empleo fijo en España sitúan en un 75% las contrataciones indefinidas . Además, la subida de este tipo de relación laboral ha incrementado durante 38 meses seguidos.

Podemos pretende incrementar la inversión en 19.500 millones de euros añadidos a los 355.111 del Partido Popular. Además, considera que podría conseguir una inversión extra de 7.000 millones de euros respecto a los presupuestos aún no aprobados.

Irene Montero cree que los presupuestos de Mariano Rajoy son “intolerables porque normalizan los recortes y el ensañamiento con la mayoría social en nuestro país”.

“El modelo anterior ha fallado y por ello hay que cambiarlo”, declaraba Alberto Garzón en la presentación de la alternativa de Unidos Podemos.

Pablo Iglesias ha hablado en tercer lugar diciendo que “el problema de los presupuestos del gobierno es que no tiene nada que decir del país que queremos construir” y que no confía en el cumplimiento de la reducción del déficit y que la reducción tendría un “ritmo innecesariamente alto”.

Otro de los puntos establecidos es la creación de una un plan de ‘renta garantizada’, lo que hasta ahora era nombrado como ‘renta básica’. Estas medidas desmotivan el emprendimiento y desincentivan el empleo.

Por lo tanto, la alternativa de Podemos concluiría con un aumento de los impuestos, problemas con el compromiso de España con Bruselas y un incremento excesivo de la inversión en el empleo público.

Últimas noticias