España

Diego Rivas, del fútbol a la política: “Yo quiero que Ciudad Real sea una seña del deporte”

0 Comentar

Quizás muchos de ustedes recuerden a Diego Rivas (Ciudad Real, 1980) como el gran futbolista que es, y guarden en su retina grandes momentos que el centrocampista brindó a equipos como el Getafe o la Real Sociedad. Sin embargo, aunque aún no ha colgado las botas, Rivas ha fichado recientemente por otro equipo: el Partido Popular. Sí, han leído bien. El ciudadrealeño aceptó la propuesta popular para llevar a la ciudad a lo más alto en el ámbito deportivo y ha querido contar la experiencia a OKDIARIO.

Debutó en el Atlético de Madrid, pero fue en el Getafe donde se hizo un nombre, llegando a convertirse en un jugador imprescindible para el conjunto azulón. Sin embargo, es a partir de 2006 cuando Diego Rivas alcanza su máximo esplendor como futbolista. Aunque le costó un tiempo (tuvo incluso que bajarse el sueldo), logró convencer a Juanma Lillo en la Real Sociedad y, con el tiempo, se ganó el cariño de Anoeta… y de todo aficionado al deporte estrella en España.

Diego Rivas
Diego Rivas posa con las camisetas de Eibar, Getafe y Real Sociedad.

Hércules, Eibar, Llagostera, Yugo Socuellamanos y, ahora, el Manchego Ciudad Real han sido el resto de equipos por los que ha pasado Rivas que, sin haber dejado aun el fútbol, cambia tacos por castellanos siempre que es necesario. Su objetivo: hacer de Ciudad Real un referente del deporte.

Pregunta: ¿Cómo compaginas fútbol con política?

Diego Rivas: Me voy organizando bien. De hecho, el tema del fútbol lo voy compaginando. Sigo terminando la carrera de ciencias de la actividad física y el deporte y, como ya vamos cumpliendo una edad, pues cada vez dormimos menos. Así que vas restando horas de sueño y vas aprovechando más las horas del día al máximo.

P: ¿Cómo está siendo la experiencia?

DR: Mi objetivo era que el PP gobernara en Ciudad Real, para ser yo el concejal de deportes, como así me lo dijo Rosa Romero, la anterior alcaldesa. Lo que pasa es que me pilló el cambio político, y la gente de Ciudad Real decidió no darnos el apoyo al Partido Popular. Además, las alianzas que se han puesto tan de moda entre PSOE y Podemos han provocado que no gobernemos. Pero esto también es una manera de aprender y de saber cómo va esto de la política en Ciudad Real; sobre todo de cómo va y cómo se dirige el deporte aquí. A mí me está ayudando a aprender.

P: ¿Cuáles son tus funciones?

DR: A mí lo que me toca, que es en el ámbito del deporte, intentar ayudar e intentar hacer que el deporte en Ciudad Real tenga dinamismo. Tengo que intentar traer ideas y, sobre todo, intentar atraer eventos que hagan que Ciudad Real se dinamice un poco y que el comercio tenga movimiento.

P: ¿Te miran distinto por haber sido futbolista de élite?

DR: A mí, cuando me lo dicen, yo todavía estaba en el Llagostera, por lo que no intervengo en el periodo de la candidatura, el periodo electoral, el periodo en el que tienes que intentar convencer a la gente de que tú eres la mejor opción. Pero sí es cierto que una vez llegué a la política pues me miraban de distinto modo. No sé si es porque soy nuevo, o porque vengo de otro lugar, pero sí me miran distinto.

Hay una cosa que me molesta: hay mucho tópico sobre futbolistas o políticos, pero no, yo soy Diego Rivas. Y Diego Rivas no tiene una parte política, otra parte futbolista, otra parte padre y otra parte marido. No. Diego Rivas es uno, y yo intento llevar mi manera de ser a todos los ámbitos en los que estoy. No diferencio si ejerzo como concejal o como jugador del Manchego, o como padre o marido. Yo intento ejercer siempre de la misma manera.

P: ¿Qué te ha dado el fútbol que puedas llevar a la política?

DR: Sobre todo los valores que representa el fútbol. En este caso el fútbol, porque yo he vivido el fútbol y he tenido la suerte de vivirlo. La competitividad, el respeto, tanto a tu compañero como al adversario… Todos esos valores que te da el deporte pues se intentan extrapolar a la política. Y para mí no hay ni rivales, para mi todos somos iguales, todos miramos por el bien de la ciudad, en este caso Ciudad Real. A mí no me importa ayudar en este caso al PSOE, que es la oposición, en intentar atraer eventos.

A mí me da igual. Yo no vivo para salir en los medios de comunicación, o para que me reconozcan. Yo lo que quiero es que Ciudad Real sea una seña de deporte como así ha sido hace tres o cuatro años, cuando el Consejo Superior de Deportes le dio distinciones por ser una ciudad que vivía el deporte, pues yo lo que intento es que Ciudad Real recupere eso. Y para ello me ofrezco, y colaboro, intento llegar a eventos y no intento ser el foco de atención.

P: ¿Cuáles son ahora tus objetivos?

DR: Yo a lo que aspiro es a, como en el fútbol, ir marcándome objetivos. No objetivos a largo plazo, sino a corto plazo. Ahora mismo, por ejemplo, el objetivo que me marco es el de intentar que el deporte esté a una altura que es la que yo creo que debe de estar, que es ser un referente a nivel nacional e intento ayudar. Como ahora soy la oposición, pues intento colaborar. El objetivo es colaborar hasta 2019, para que en 2019, cuando la gente vuelva a depositar la papeleta en sus urnas diga, ostras, Diego Rivas está haciendo una buena labor en el deporte y vamos a darle la oportunidad.

Lo que estoy haciendo es como en el fútbol: trabajo de lunes a viernes para ganarme un puesto para que luego el domingo demostrar que con quien tienen que contar es con Diego Rivas. Pues aquí igual, lo único que tengo dos años. Lo que intento es que la gente confíe en mí para que en mayo de 2019, cuando vayan a depositar la papeleta el votante diga: ‘se merece una oportunidad y vamos a ver qué es capaz de hacer por Ciudad Real’.

Últimas noticias

Lo más vendido