España

Puigdemont concede 100.000€ públicos a la revista de uno de los coordinadores del Pacto por el Referéndum

Carles Puigdemont, presidente de Cataluña (Foto: Getty)

La Generalitat ha concedido 100.000 euros de dinero público a la Fundación Privada CATmón, cercana a la antigua Convergencia, para la edición de la revista ‘Catalan International View’, dedicada a la “internacionalización” del proceso. El director de esta publicación es uno de los coordinadores del Pacto Nacional por el Referéndum, Francesc de Dalmases. 

Así consta en el Diario Oficial de la Generalitat, que recoge las subvenciones y transferencias concedidas durante el segundo semestre de 2016. La ayuda forma parte de los esfuerzos del Gobierno catalán por dar visibilidad a sus pretensiones independentistas y buscar la complicidad de los organismos internacionales, hasta ahora sin éxito.

La revista se presenta como “una publicación catalana dirigida al mercado exterior para mostrar el pensamiento catalán y proponer el análisis y la prospectiva internacionales catalanas, principalmente en los campos de la política, la cultura, la investigación y la economía”.

La Fundación CATmón está presidida por Víctor Terradellas, quien fuera secretario general de Relaciones Internacionales de CDC y uno de los grandes aliados del Govern para internacionalizar un hipotético Estado independiente.

Terradellas ha defendido en numerosos foros las posibilidades de una Cataluña independiente. En septiembre del año pasado, por ejemplo, protagonizó la conferencia  “Aproximación a una geopolítica para Cataluña”, donde fue presentado por el expresident Artur Mas y donde habló de los ‘aliados internacionales’ del proceso catalán, que, en su opinión, serían Israel, EEUU y Alemania. En el mismo, instó a “no tener miedo a ser pequeños entre los grandes”.

Terradellas- para quien el proceso precisa de “prestigio y simpatía”- promete que un ‘Estado catalán’ sería reconocido internacionalmente, algo que choca frontalmente con la postura que mantienen las instituciones comunitarias. Su principal objetivo es dar visibilidad al proceso en distintos países para que los Estados “tomen partido” y presionen al Gobierno para un referéndum vinculante.

El exdirigente de CDC difunde, además, que el Gobierno español habría de reconocer el resultado de un referéndum ilegal, para lo que, considera, no sería necesario ninguna mayoría cualificada ni ninguna participación mínima.

Terradellas además el promotor de Plataforma por la Soberanía, constituida en 2009 para la defensa de la autodeterminación catalana, la “plena soberanía” y un gobierno conjunto con ERC. Entonces, fue uno de los grandes promotores del giro independentista de CDC.

El fracaso de la internacionalización

Hasta ahora, Puigdemont únicamente se ha encontrado ‘portazos’ en su ambición de internacionalizar la independencia de Cataluña.

El último plantón fue el del expresidente de EEUU, Jimmy Carter, con quien el presidente catalán se reunió hace unas semanas. Pese a los intentos de la Generalitat por vender aquel encuentro, la propia fundación Carter emitió días después un comunicado para desmentir su posible implicación en un eventual referéndum de independencia.

Un importantísimo revés que se une a otros, como el desdén de las autoridades comunitarias a una conferencia de Puigdemont en el Parlamento europeo, a principios de año. Los independentistas tuvieron que recurrir a invitados procedentes de Cataluña e incluso niños de excursión para llenar la sala que habían reservado.

En mayo de 2006, en su primer viaje oficial como presidente catalán, tanto el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junker, como el entonces presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, rechazaron reunirse con Puigdemont. La misma escena se repitió en otros viajes, como Londres o Portugal, donde el dirigente catalán no ha sido recibido por ninguna autoridad de peso.