España

Los independentistas utilizan el transporte público de Barcelona para promocionar el referéndum ilegal

El Pacto Nacional por el Referéndum-la plataforma, promovida por la Generalitat, y que agrupa a partidos, organizaciones y entidades que defienden el referéndum-ha lanzado este miércoles su última campaña publicitaria para la independencia.

En ella utilizan el transporte público de Barcelona. En total 21 autobuses, en cuya parte posterior se puede ver una publicidad con esta frase: “Porque es mi derecho, voto referéndum” y distintos espacios en el Metro, con el mismo mensaje.

Los independentistas utilizan el transporte público de Barcelona para promocionar el referéndum ilegal

Los carteles muestran un dibujo en el que una mano introduce una papeleta en la urna con la frase: “Porque soy demócrata”.

La campaña incluye también varios spots en el canal de televisión que se difunde en la red de Transporte Metropolitano de Barcelona, además de anuncios en autopistas y otros espacios publicitarios en carretera.


La campaña ha sido respondida por la oposición. Por parte del PP, su líder en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha exigido a la alcaldesa, Ada Colau, la “retirada inmediata” de una publicidad sobre un “acto ilegal como el referéndum”.

La campaña vulnera además la normativa publicitaria para transportes metropolitanos, que impide la utilización de estos para la difusión de mensajes de contenido ideológico.

El Pacto Nacional por el Referéndum se creó en 2012, a instancias de la Generalitat y con el propósito de celebrar en Cataluña un referéndum, acordado con el Estado.

El mencionado Pacto lleva a cabo una campaña de adhesiones, a través de una plataforma informática, que, como informó OKDIARIO, no tiene filtros que aseguren la autenticidad de las firmas. De hecho, el presidente Puigdemont avanzó en más de una ocasión su intención de hacerlas llegar a Moncloa como “demostración” del respaldo social del referéndum.

Además, la entidad prepara un acto para el próximo mes de mayo, previsiblemente en Barcelona.