España

PSOE y Podemos rivalizan por el favor de los sindicatos para derogar la ‘Ley Mordaza’

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias (Foto: Efe)

La oposición se marcó esta semana el primer tanto contra el Gobierno de Mariano Rajoy tras tumbar en el Congreso su Decreto Ley sobre la estiba. El PSOE defenderá este martes el próximo caballo de batalla para el Ejecutivo: la Ley de Seguridad Ciudadana o mal llamada ‘Ley Mordaza’.

En este caso, tanto PSOE como Podemos se quieren poner la medalla de firme oposición y hacerle pasar a Rajoy una legislatura incómoda con el fantasma de las elecciones planeando por el Parlamento. Ambos partidos ya han acudido a su ‘oráculo’ de referencia como son los sindicatos. UGT, ligeramente a favor de los de Iglesias; mientras que en CCOO siguen apostando por los históricos socialistas.

Podemos airea siempre que puede el apoyo y las reuniones con instituciones de la sociedad civil. En este caso y que conozca OKDIARIO, la formación morada ya se ha reunido con la plataforma ‘No somos delito’. Un espacio que lucha contra esta norma, entre otras, y que atiza al PSOE señalando que su reforma “solo es maquillaje”.

Los socialistas no desvelan si se han reunido con colectivos civiles pero insisten en que ellos sí que han plasmado ya un programa con nuevas propuestas que aplicar una vez deroguen la reforma del PP. El diputado del PSOE Antonio Trevín señala la importancia de votar en contra de esta ley “por la defensa de los derechos laborales, el derecho de huelga y de manifestación, como por los sindicalistas que están pendientes de juicio a los que se les pide prisión”.

Los socialistas plantean reducir la funciones de identificación y detención de la policía para eliminar la sanciones a quienes se manifiesten pacíficamente; vetar las devoluciones en caliente y las actuaciones policiales en contra del derecho de asilo. También retirarán aquellas infracciones que afecten a derechos fundamentales como la libertad de información en los que el PP incluyó los famosos ‘escraches’. Acciones de protesta que, en muchos casos, se han excedido de mera manifestación pacífica como la de zarandear a políticos que entraban en el Congreso o rodear la vivienda hasta llamar a la puerta de casa, en este caso de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Los socialistas también proponen en su texto recurrir a la mediación y establecer la “aplicación de los principios de justicia restaurativa en el ámbito de las infracciones de Policía”. El PSOE espera que Podemos vote junto a ellos en sede parlamentaria porque “de lo contrario apoyarían las mismas políticas represivas que los señores del PP”, señalan.

Podemos, de momento, prefiere no entrar en provocaciones y ha dejado, como suelen hacer siempre, a los colectivos civiles que hablen. Así, desde ‘No somos delito’ analizan el texto de los socialistas y el del PNV para señalar que la propuesta de los socialistas “combina lo peor de la Ley Mordaza y la Ley Corcuera”.

Entre las quejas de esta plataforma que Podemos hace suyas se encuentra la de no eliminar “la posibilidad de entrada y registro en domicilios en diferentes supuestos, algunos de los cuales son competencia municipal y podrían ser usados para facilitar desalojos ilegales”. “Tanto PNV como PSOE pierden la oportunidad de regular de manera más garantista los supuestos en los que se puede requerir la documentación a fin de evitar controles de identidad discriminatorios y la posibilidad de regular con rigor los derechos que asisten a la persona “retenida” para ser identificada”, señalan.

Ambas formaciones comparten el objetivo de sacar los colores al Gobierno y recordarle que no se encuentra en mayoría. El jefe del Ejecutivo no lo está teniendo nada fácil a la hora de intentar sacar las cuentas públicas del siguiente ejercicio en la Cámara que presentarán en breve sin saber todavía si serán aprobadas o no. Fuentes gubernamentales ya dan más importancia a las de 2018.

Sin embargo, lo que siguen disputándose los socialistas y Podemos es el papel de oposición, dando la sensación de que el puesto sigue vacante a estas alturas. Ambos partidos intentan pasar página de sus sendas ‘travesías por el desierto’ y salir reforzados para conseguir la credibilidad y los argumentos necesarios que hagan doblegarse a la mayoría simple de Rajoy. Acuerdos más beneficiosos.

Ante esta dinámica, los socialistas recuerdan a Podemos que solo PSOE y PNV registran un texto propio para derogar esta ley. Los de Iglesias buscan, por el momento, la estrategia de menor desgaste y esfuerzo para anotarse el tanto de cara a la ciudadanía: se aprovecharán de la iniciativa del PSOE y si sale adelante abrirán el debate en la Comisión de Interior para utilizar las ideas y enmendar la ley de los socialistas. Entre pillos anda el juego.

Últimas noticias