España

Nueva bronca de Podemos con el PP en el Congreso con acusaciones de “matonismo” y “amenazas”

En el Pleno del Congreso de este jueves ha habido un nuevo enfrentamiento entre los diputados de Podemos y del PP, llegando los podemitas a acusar de “matonismo” mientras que los populares han denunciado sus “amenazas”.

El desencuentro ha durado varios minutos en la Cámara Baja, con motivo de la convalidación del Real Decreto para la reforma del sector de la estiba, con intervenciones de los parlamentarios de ambas formaciones.

El diputado del PP, Miguel Barrachina, se encontraba en la tribuna para comparecer acerca de este asunto, cuando ha empezado a arremeter contra los dirigentes de Podemos por no defender el escaso número de mujeres que trabajan en el sector de la estiba mientras la semana pasada portaban brazaletes violetas por el Día de la Internacional de la Mujer Trabajadora.

“La semana pasada estuve viendo aquí a diputados, el Día de la Mujer Trabajadora, con un brazalete violeta, y muchas fotos, fotos por todas partes, sabiendo que en Algeciras, el primer puerto de España, de 1600 trabajadores, son 1600 hombres“, les reprochaba Barrachina.

En ese instante, el parlamentario popular era interrumpido por los gritos que se proferían desde la bancada podemita. Íñigo Errejón pedía calma a la bancada popular, Irene Montero pedía también que se relajaran y Pablo Iglesias se mostraba sonriente.

Iglesias y Montero se suben a hablar con Elizo

La presidenta de la Cámara, Ana Pastor, encendía su micrófono ante la situación desagradable que se había generado: “Les recuerdo que solamente puedo interrumpir al orador esta presidencia, por lo tanto nadie puede interrumpir a un orador, sea el que sea el que utilice la tribuna”, advertía Pastor a los miembros del partido morado.

Barrachina lograba seguir con su intervención manifestando que “yo ya he recibido suficientes amenazas del sector, como que para que ahora los del brazalete vengan también a amenazarme por tanto les pido, les pido…”, volviendo a ser interrumpido.

Pero esta vez, tanto Iglesias como Montero se levantaban de su escaño para hablar con Gloria Elizo para quejarse, Vicepresidenta cuarta de la Mesa del Congreso y miembro también de Podemos, ante la incredulidad del resto del Hemiciclo.

“Señorías, están dando un ejemplo lamentable a los ciudadanos”, afeaba Pastor a los diputados que estaban armando alboroto, llamando a su vez al orden a Juan Antonio Delgado Ramos, diputado de Unidos Podemos,.

Acto seguido, Barrachina concluía finalmente su ponencia en la tribuna de la Cámara Baja, volviendo a su escaño entre aplausos de sus compañeros del PP.

Montero acusa al PP de “matonismo”

Pero el desencuentro no acaba ahí, puesto que la portavoz de Podemos en el Congreso, Irene Montero, pedía turno de palabra ya desde su escaño junto a Iglesias, citando el artículo 71.3 del reglamento de la Cámara, que recoge el apartado de intervenciones por alusiones.

El artículo 71 del Reglamento del Congreso de los diputados
El artículo 71 del Reglamento del Congreso de los diputados

“El señor orador se ha referido a que mi grupo parlamentario estaba amenazando, es radicalmente mentira, afecta a la dignidad de mi grupo parlamentario y le pido que lo retire“, manifestaba la portavoz podemita en alusión a la intervención del parlamentario del PP.

Pero no se quedaba ahí, debido a que agregaba que “me siento aludida porque igual que mi grupo parlamentario tiene que escuchar cada cosa que usted diga, creo que el ‘matonismo’ del grupo parlamentario popular también merece una reflexión por esta cámara”.

Montero era secundada con los aplausos de su grupo parlamentaria, al tiempo que ella asentía con la cabeza.

“Ha habido ‘matonismo’ por parte de otro grupo”

Ana Pastor le daba el turno a Barrachina para ver si se retractaba de sus palabras, pero lejos de hacerlo, se reafirmaba en su argumentos al señalar que “efectivamente he dicho que podemos amenaza, y quienes amenazan a periodistas, quienes amenazan a policías y quienes amenazan a jueces también amenazan al partido popular“.

Iglesias y Montero mostraban su enfado con estas palabras, mirando a la Presidenta del Congreso al tiempo que señalaban al diputado del PP, con los aplausos de los populares resonando en el Hemiciclo.

La tensión aumentaba al pedir el portavoz del PP, Rafael Hernando, turno para intervenir en este asunto, aludiendo también al artículo 71.3 del reglamento de la Cámara Baja.

“La portavoz del grupo Podemos ha hablado de ‘matonismo’ al referirse a mi grupo, solamente quiero manifestar que el orador de Podemos ha estado haciendo uso de la palabra con absoluta normalidad y sin interrupciones, cosa que no ha podido el portavoz de mi grupo“, replicaba Hernando.

Para concluir, el parlamentario popular recalcaba que “por lo tanto, si ha habido ‘matonismo’, no ha sido de mi grupo si no más bien de otro”.

Últimas noticias