España

La Fiscalía no se plantea por el momento pedir prisión para la madre de Nadia

Margarita Grau. Foto: EFE

La Fiscalía no se plantea por el momento pedir al juez el ingreso en prisión de la madre de Nadia, Margarita Garau, que sigue en libertad provisional a la espera de comparecer el próximo viernes ante el juez a raíz del hallazgo de fotografías de carácter sexual de su hija, de once años de edad.

Según han informado fuentes judiciales, con las pruebas de que dispone hasta el momento, el ministerio público no aprecia que sea necesario cambiar la situación personal de la madre, a la que el juez dejó en libertad el pasado 9 de diciembre mientras enviaba a prisión preventiva a su esposo, Fernando Blanco.

De todas formas, el criterio de la Fiscalía está a expensas de la investigación que llevan a cabo los Mossos d’Esquadra, que rastrean los trece lápices de memoria, siete tarjetas y tres discos duros incautados en el domicilio, en un local comercial y en el vehículo de la pareja para averiguar si almacenan más imágenes de contenido sexual de la menor.

El juez pretende que los Mossos d’Esquadra le entreguen el máximo de información posible sobre el análisis de estos archivos informáticos antes de la declaración del próximo viernes, para determinar también si los padres difundieron algunas de estas imágenes o trataron de eliminarlas cuando se sintieron perseguidos por la justicia.

El caso sobre la supuesta estafa de los padres de Nadia en los donativos para el tratamiento de la niña, afectada según la pareja de una enfermedad rara, abrió ayer un nuevo frente después de que los Mossos d’Esquadra enviaron al juzgado un informe con fotografías de contenido sexual de la menor, halladas en un lápiz de memoria de sus progenitores.

El titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu d’Urgell (Lleida) acordó ayer citar para este viernes a los padres porque entiende que esas fotografías no son una simple sospecha, sino “la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (en este caso el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual”.

Tras la detención de los padres, el pasado 7 de diciembre, el juez acordó enviar a prisión al padre, en una decisión que ha avalado la Audiencia de Lleida, y dejó en libertad con cargos a la madre, si bien retiró la custodia de la niña a sus progenitores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?