Sánchez agradece los apoyos y se compromete a hacer “posible la recuperación del PSOE”

Sánchez-PSOE
Pedro Sánchez, en su dimisión como diputado.

El ex secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha mostrado su gratitud este miércoles a los miembros de su partido que le sigan apoyando desde que dimitiera de su cargo al frente del partido, al tiempo que ha apostado por la “recuperación” de su formación.

“Gratitud inmensa por la confianza. Entre todos y todas haremos posible la recuperación del PSOE y de nuestra identidad como socialistas”, ha publicado Sánchez en su cuenta personal de Twitter.

Este tuit coincide con la reunión que mantuvieron varios dirigentes socialistas este Martes en Madrid para reiterar su apoyo al antiguo mandatario del PSOE de cara al próximo Congreso Federal del partido.

No obstante, a este encuentro no acudió el propio Sánchez, al estar fuera de la capital, ni tampoco reconocidos ‘pedistras’ de la formación, como el que fuera su secretario de Organización, César Luena, o la diputada Margarita Robles, que fue también una de las que votaron ‘no’ a Mariano Rajoy en su sesión de investidura.

Sí que acudieron otros aliados suyos, como José Luis Ábalos y Adriana Lastra, que siguen teniendo su escaño en el Congreso, y otros 68 miembros del PSOE con cargos intermedios que se muestran críticos con la actuación de la gestora.

Los participantes firmaron un manifiesto en el que definen a Sánchez como “el mejor candidato para recuperar la ilusión de la militancia, para asumir un liderazgo compartido e incluyente que ponga en valor el pluralismo existente en el PSOE y reconstruya la unidad”, pidiendo de paso su candidatura para liderar de nuevo el partido “para liderar un equipo plural, representativo del sentimiento y aspiraciones de la militancia”.

También quieren controlar el congreso

Aunque tal y como ha publicado OKDIARIO, la gran preocupación de los afines a Sánchez sería no lograr imponerse en el congreso del PSOE que se celebraría inmediatamente después de las primarias.

Y es que los ‘pedristas’ consideran que el ex secretario general podría recuperar su cargo en las votaciones, puesto que estarían en manos de la militancia. Sin embargo, el congreso es controlado por los órganos clave del PSOE, como el Comité Federal, la Comisión Federal de Ética y Garantías, la línea política del partido o la misma Ejecutiva del líder electo.

Controlar esos órganos significaría obtener el poder de la formación casi por completo, neutralizando de esta forma al resto de facciones del partido, como la liderada por la presidenta de Andalucía, Susana Díaz.

Comentar

Últimas noticias