Correa dice quién es ‘Luis el Cabrón’: “No es Bárcenas, es Luis Delso, un empresario amigo mío”

Correa-Gurtel-Urdangarin
Francisco Correa, a las puertas del juzgado del 'caso Gürtel'. (EFE)
Comentar

Acababa la declaración de Francisco Correa, al menos por la jornada de este jueves, cuando el principal acusado de la trama Gürtel desvelaba uno de los secretos del caso: “Quiero aclarar que ‘Luis el Cabrón’ no es Luis Bárcenas… y si es necesario, le digo quién es”.

Correa se dirigía así a la fiscal, Concepción Sabadell, “a la única” a la que Correa va “a contestar”, según ha dicho él mismo desde el inicio de su comparecencia en la vista oral. Y en su empeño de demostrar que quiere “colaborar” con la Justicia, el presunto jefe de la trama corrupta ha insistido: “Si la sala cree que me perjudica no desvelar quién es ‘Luis el Cabrón’, porque eso podría aparentar que no es cierta mi voluntad de colaborar, lo digo. Es un amigo mío al que Álvaro Pérez [el Bigotes] pidió un préstamo personal…

Inmediatamente, la fiscal Sabadell le ha contestado que por supuesto le convenía desvelar esa identidad: “Es Luis Delso, un gran empresario amigo mío, que me pidió que le gestionara una reunión con Paco Camps, el presidente de la Generalitat Valenciana”.

Pero Correa ha confesado que él no conocía a Camps y que, para eso, era mejor recurrir a “Álvaro Pérez, que ya trabajaba en Orange Market allí en Valencia y tenía relación con Camps”.

En ese momento, Correa ha contado a la sala cómo “es práctica habitual en todas las grandes empresas tener su parte alícuota de contratos con la Administración”, pero que Isolux, la empresa de Luis Delso “no conseguía ninguna concesión en Valencia”, así que quería reunirse con Camps para presentarle su empresa: “Todos lo hacen, se reúnen con políticos y les cuentan sus características, sus ventajas…”

Siempre según la declaración de Correa, la reunión se llegó a celebrar, y Luis Delso pudo explicarle a Francisco Camps, el presidente popular de la Generalitat Valenciana. “A la vuelta, Álvaro Pérez, que es una persona muy peculiar, le habló a Luis Delso de una necesidad, o un problema personal… vamos, que le pidió dinero y Luis Delso le dijo ‘no hay problema’ y le hizo un préstamo personal de 72.000 euros”.

La fiscal Concepción Sabadell, escuchando atentamente el realto de Correa, ha preguntado: “Entonces, ¿si era un préstamo eprsonal a Álvaro Pérez, por qué el dinero sale de su caja B, señor Correa?” Y la respuesta ha venido acompañada de la razón por la que LÑuis Delso era ‘Luis el Cabrón’: “El caso es que Luis me insistía en que Álvaro no le pagaba, así que saqué dinero de la caja B, ésa que ya le he contado que yo tenía del dinero que me quedaba de las otras cosas [las mordidas y comisiones] y se lo di a Álvaro, que fue quien escribió ‘Luis el Cabrón’ en los apuntes contables, porque le molestaba la insistencia en que devolviera el dinero”.

Hay que recordar que ya en julio de 2009, Luis Bárcenas negó que él fuera ‘Luis el Cabrón’. En una comparecencia ante el juez instructor, Francisco Monteverde, el ex tesorero del PP aseguró que lo estaban confundiendo con otro y que la identidad se refería a Luis Delso, como ahora ha pretendido confirmar Francisco Correa.

Luis Delso, a perro flaco…

Pero Luis Delso no sólo se ve ahora implicado en el ‘caso Gürtel’ por la supuesta confesión del principal acusado. También tiene problemas en el ámbito empresarial al presidir a una de las compañías más ahogadas del territorio nacional: Isolux Corsán. La compañía ha cerrado con bancos acreedores y bonistas el acuerdo de reestructuración de unos 2.000 millones de euros de deuda. Además, ha presentado un tercer ERE, que sigue negociando, y que afectará a unos 535 trabajadores de los 1.300 que tiene en plantilla. Pero nadie, o muy pocos, confían en la viabilidad de la firma.

Una situación tan delicada que Luis Delso, como ya adelantó OKDIARIO, se ha puesto manos a la obra para deshacerse de la compañía, quizás a sabiendas de que iba a necesitar liquidez más pronto que tarde. Así las cosas, Isolux Corsán, con Delso al timón, ha presentado un plan estratégico con horizonte 2020 que muy pocos se creen.

De hecho, el plan estratégico parece estar diseñado para la venta del grupo, tal y como confirman trabajadores e incluso directivos de Isolux a OKDIARIO. Y es que, con este tercer despido colectivo que afecta al grupo, la plantilla ha terminado estallando. “La realidad se ha ido viendo”, explica un directivo de la compañía que prefiere mantener su anonimato, “todo son mega-proyectos con mega-pérdidas, no acabados, rescindidos por dudosas prácticas de nuestros directivos en ciertos países, etc.”.

“Obras paradas, rescindidas, cedidas a otras empresas por incapacidad de ejecutarlas porque nadie nos trabaja. Clientes cabreados. Nuestros subcontratistas, igual que mis compañeros de la empresa, se merecen un diez por aguantar lo que han aguantado hasta ahora”, señala un trabajador de la compañía a OKDIARIO.

Y es que el Grupo Isolux Corsan de Luis Delso lleva acumulando retrasos en sus pagos con los proveedores desde hace más de 2 años y prácticamente no ha realizado ningún pago desde febrero de 2016. Por ello ya nadie en el mercado confía en Delso, y por ello a pocos sorprenderá que ‘Luis el Cabrón’ pueda ser Luis Delso.

Últimas noticias