España

Pedro Sánchez sigue la crisis del PSOE…desde Los Ángeles

El que fuera hasta hace tan solo una semana secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, ha partido este viernes desde el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, rumbo a la ciudad estadounidense de Los Ángeles en compañía de su mujer, Begoña Gómez y las dos hijas del matrimonio.

Muchos viajeros se sorprendían la mañana del viernes cuando se cruzaban en los espacios del aeropuerto madrileño con el dimitido líder del PSOE en compañía de su familia. Sánchez, ataviado con una chupa de cuero negra y su inseparable mochila atravesaba los pasillos de la terminal 4 en busca de la puerta de embarque del vuelo con destino a Los Ángeles, California.

Pedro Sánchez sigue la crisis del PSOE…desde Los Ángeles

En una semana clave para el futuro del partido que lideraba hace tan solo 6 días, el político pone  tierra y un océano de por medio para mantener así su silencio. Sánchez desaparece a apenas dos semanas de un cada vez más probable debate de investidura de Mariano Rajoy en el que todo apunta a que los de Ferraz finalmente se decanten por una “abstención técnica”.

Pedro Sánchez esperando en el aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez.
Pedro Sánchez esperando en el aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez.

Aunque aún queda la decisión del Comité Federal del PSOE, donde se decidirá por votación cuál será la postura final del partido, un cónclave que se presume será cuando menos tenso tras  los duros cruces de palabras entre muchos ‘pedristas’ y miembros de la actual gestora socialista en los últimos días a razón de dicha decisión. Los primeros aseguran que “en ningún caso” y “aunque lo diga el Comité Federal”, se abstendrán llegado el momento. En esta línea, dos de los que se han mostrado más contundentes han sido, la aragonesa Susana Sumelzo y el líder del PSC, Miquel Iceta.

Otras vacaciones para Sánchez

El largo descanso de Pedro Sánchez ha sido uno de los temas del verano. Mientras PP y Ciudadanos negociaban un acuerdo para la investidura de Mariano Rajoy, el ya ex líder socialista viajaba por España ignorando la crisis de gobierno y las tensiones que ya escalaban en su propio partido.

A finales de junio, tras unos días desaparecido tras una nueva derrota electoral, Sánchez era fotografiado junto a su esposa, Begoña Gómez, en un chiringuito de la localidad almeriense de Mojácar. Tocado con gorra y gafas de sol, como si fuese de incógnito, el ex líder socialista arrancaba el verano con una semana valorada en algo más de 1.200 euros.

Pedro Sánchez sigue la crisis del PSOE…desde Los Ángeles

Poco después le pudimos ver en el Festival Internacional de Benicassim, donde asistió a los conciertos de Muse y La Habitación Roja, y donde coincidió con la secretaria de Estudios y Programas del Partido Popular, Andrea Levy.

Más tarde se le pudo ver de vuelta en la provincia de Almería, en concreto en las playas de Vera, y a mediados de agosto cogió el coche junto a su familia para dirigirse al Valle de Arán, un destino que parece de gusto del ex secretario general y su familia, que ya visitaron la zona el pasado mayo.

Finalmente, al menos que se sepa públicamente, Sánchez cogió un avión con destino Ibiza, donde alquiló una casa rural valorada en 300 euros la noche.

Últimas noticias