Rita Maestre defiende a los manteros que dieron una paliza a dos de sus policías municipales

Comentar

La portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, ha exculpado a los manteros que el pasado viernes apalearon a dos policías municipales de Madrid. En la rueda de prensa posterior a la junta de Gobierno del consistorio, Maestre ha ejercido de abogada defensora de los sospechosos detenidos incluso negando los hechos y argumentando: “No hubo tal agresión. Lo que ocurrió, como ocurre con otros muchos cuerpos de seguridad, es que la persona detenida no estaba muy contenta de su detención y se produjo un forcejeo”.

Los hechos se produjeron el pasado viernes 9 de septiembre cuando un grupo de manteros golpeó a los dos agentes después de que éstos los apercibieran por vender bolsos y ropa en las aceras y sin licencia junto a una conocida macrotienda de la Gran Vía, según informaron fuentes policiales.

La agresión tuvo lugar a plena luz del día, pasadas las 15.00 horas a la altura del número 32 de la Gran Vía madrileña. Y sí fue efectivamente una agresión, con puñetazos y golpes; no un forcejeo como ha alegado Maestre.

Los dos miembros de la Policía Municipal iban vestidos de paisano por la vía pública porque salían de un juicio y se toparon con las mantas de un grupo de vendedores ambulantes ofreciendo sus productos.

En ese momento, los policías se identificaron como agentes de la autoridad y procedieron a incautarse del material que estaba siendo comerciado sin licencia y en plena calle. Pero, mientras se aprehendían de los productos, uno de los manteros golpeó a uno de los policías en la cara, rompiéndoles las gafas. Otro de los vendedores soltó un puñetazo al otro agente golpeándole el ojo izquierdo.

Las lesiones de los agentes requirieron la presencia de dos dotaciones básicas del Samur-Protección Civil, fueron atendidos y curados ein situ, pues sus heridas no requirieron atención hospitalaria.

Últimas noticias