El novio independentista de Levy: “Arrimadas es como Hitler, un austriaco que quería ser alemán”

arrimadas-levy
Andrea Levy e Inés Arrimadas, antes del debate (EFE)
Comentar

Si la política hace extraños compañeros de cama, esto es aún más cierto en Cataluña. La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, ha llevado con una gran discreción su noviazgo con el escritor independentista Enric Vila i Delclós, aunque las opiniones de éste puedan desatar un auténtico conflicto diplomático entre los populares y Ciudadanos. Precisamente cuando Mariano Rajoy busca ganarse la confianza del partido de Albert Rivera para formar un nuevo Gobierno.

Levy criticaba hace sólo unos días la atención que los medios de comunicación han dado a la boda entre la portavoz del Ciudadanos en el Parlament catalán, Inés Arrimadas, y el exdiputado convergente Xavier Cima.

Ahora es el novio de la dirigente popular, Enric Vila, el que carga con especial virulencia contra Inés Arrimadas comparándola con dos de los mayores genocidas de la historia: Hitler y Stalin.

Enric Vila ha publicado este viernes un artículo en el digital independentista elnacional.cat en el que sostiene que la inmigración que Cataluña ha recibido durante las últimas décadas responde a un plan para destruir las raíces culturales de los “indígenas” catalanes.

Como Stalin y Napoleón

Y personifica esta teoría conspiranoica en la portavoz de Ciudadanos en Cataluña, sobre la que afirma: “Cuando Inés Arrimadas se opone al referéndum [de independencia] y después pretende que es más catalana que Pompeu Fabra y que en una Cataluña independiente su madre se sentiría extranjera, alguien debería recordarle que Hitler era un austriaco que quería ser alemán, Napoleón un corso que intentaba ser francés y Stalin un georgiano que se moría por ser ruso”.

El novio de la popular Andrea Levy alude así a la falta de pedigrí catalán de Inés Arrimadas, que hoy preside el Grupo de Ciudadanos en el Parlament pese a haber nacido en Jerez de la Frontera (Cádiz).

Enric Vila es profesor de Periodismo en la Universidad Ramon Llull y colabora habitualmente con medios independentistas como El Punt Avui. Ha escrito varios libros sobre las principales figuras del catalanismo moderno como Lluís Companys, Heribert Barrera y Josep Pla. También fue el encargado de escribir las memorias del dirigente de Convergencia Macià Alavedra, implicado en varios casos de corrupción de su partido junto a Lluís Prenafeta.

En su artículo publicado este viernes, el novio de la popular Andrea Levy carga contra la invasión de inmigrantes que, a su juicio, amenaza con destruir las esencias culturales de Cataluña: “Cuando un español insiste en que es catalán, normalmente es porque está intentando destruir el país o aprovecharse de él, como habría hecho antes a golpe de fusil”, explica, “si a mi cuñado argentino le digo que es tan catalán como yo, se partiría de risa, aunque evidentemente estaría encantado de votar en un referéndum de autodeterminación”.

“Hacer pasar a los españoles por catalanes está muy bien para disfrazar actitudes de colonizador”, añade Enric Vila, “estoy seguro de que los niños del pueblo que cuando yo era joven intentaron darme una paliza por no querer hablar su idioma, hoy se hacen llamar catalanes y votan a Ciudadanos o al PP. La idea de que todos somos catalanes es la que permite al unionismo explotar el discurso de la legalidad y encubrir la ocupación militar de la democracia”.

Los “colonizadores unionistas”

A su juicio, si finalmente se celebra un referéndum de independencia en Cataluña y triunfa el no, será culpa de la inmigración favorecida por los “unionistas” españoles para oprimir las ansias de libertad del pueblo catalán.

“Si la inmigración se ha convertido en un problema para Occidente, es porque en los últimos 50 años se ha utilizado para anular políticamente a las clases medias indígenas de cada país”, escribe Vila, “en los países europeos la inmigración ha servido para continuar el colonialismo que las metrópolis ya no podrían permitirse ejercer en ultramar”.

Tras estas reflexiones, Enric Vila acaba personificando en Inés Arrimadas todos los males que sufre la Cataluña actual por culpa de los “invasores” de otras regiones. Y finalmente, compara las pretensiones de la dirigente de Ciudadanos de representar a los catalanes, con el deseo de Hitler de ser alemán y las ansias de Stalin de parecer ruso. Dos genocidas que han pasado a la historia como responsables de la muerte de millones de seres humanos.

Aunque les separa una auténtico abismo ideológico, al menos la popular Andrea Levy y su novio independentista al menos tienen algo en común: el rechazo visceral que les produce Ciudadanos, el partido cuyo apoyo busca ahora Rajoy para gobernar.

Últimas noticias