Rajoy transmite serenidad y tranquilidad a los españoles tras el triunfo del brexit

Comentar

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha lanzado un mensaje de serenidad y tranquilidad a los mercados y a los españoles después de que por primera vez un Estado miembro haya decidido abandonar la Unión Europea.

El jefe del Ejecutivo ha querido dejar claro que España tiene una economía con sólidos fundamentos y que la situación actual de crecimiento económico y de creación de empleo, el equilibrio de las cuentas exteriores, el hecho de que el país ya tiene gran parte de sus necesidades cubiertas y un sistema financiero saneado, “permitirán soportar en condiciones de solidez las turbulencias financieras que pudieran producirse“. Algo que hace unos años podría haber precipitado a la quiebra o al rescate. En este sentido, ha transmitido un mensaje de estabilidad institucional y económica. “No son momentos para alimentar o añadir incertidumbres“, ha apuntado.

Rajoy ha explicado que los tratados prevén un procedimiento negociado y ordenado de salida, que durará al menos dos años desde la notificación oficial, y mientras tanto, ha recalcado, “la situación jurídica de las relaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido no cambiará en absoluto“. El presidente en funciones se ha manifestado así desde el Palacio de la Moncloa tras el triunfo del “brexit” en el referéndum del Reino Unido sobre su permanencia en la UE, resultado que el Gobierno español, ha dicho, “toma nota con tristeza“.

Se ha dirigido a aquellos que por su residencia en Reino Unido o por sus actividades con este país puedan sentirse particularmente afectados por la decisión británica, y les ha dicho que “todos los derechos que se derivan de su condición de ciudadanos españoles y por tanto europeos siguen y seguirán plenamente en vigor sin ninguna restricción hasta que no se complete la salida negociada del Reino Unido de la UE de acuerdo con los tratados”. “Los ciudadanos españoles mantienen en los mismos términos sus derechos en relación con el Reino Unido, a circular libremente, a trabajar, a cotizar, recibir pensiones, a invertir, votar o ser elegido en elecciones locales del sitios donde residan, no se verán afectados en absoluto previsiblemente al menos dos años“, ha puntualizado, añadiendo que lo mismo cabe decir de los derechos de los ciudadanos británicos que trabajan o residen en nuestro país o en el resto de la UE.

El Gobierno ha mantenido reuniones de carácter interministerial durante las últimas semanas para estar preparados ante este resultado y ha dado instrucciones a su representación diplomática y consular en el Reino Unido para que informen y para que asistan a los ciudadanos españoles residentes allí sobre cualquier duda que se les pueda plantear en relación con las consecuencias de esta decisión. “Aunque sus derechos y situación legal no han cambiado en absoluto”, ha insistido Mariano Rajoy.

El Ejecutivo también se ha estado reuniendo los últimos días con las empresas españolas que operan en Reino Unido y está en contacto permanente con sus socios europeos y preparado para cualquier eventualidad, ha asegurado el presidente en funciones.

Los próximos martes y miércoles se reunirá el Consejo Europeo y antes de asistir a la reunión Mariano Rajoy contactará con los líderes de las principales fuerzas políticas españolas para conocer su opinión y sus criterios y para transmitirles la información de la que disponga. Será la ocasión para escuchar los planes del primer ministro británico, David Cameron, y en función de eso decidir y debatir los próximos pasos a dar, ha expresado.

“Cuando eventualmente se ponga en marcha el proceso de negociación el Gobierno español deberá defender dos intereses fundamentales: los del conjunto de los ciudadanos españoles y los de la Unión Europea”, ha agregado. Y ha garantizado que cualquiera que sea el resultado de las elecciones del próximo domingo, él representará el interés de la mayoría, defenderá el compromiso de España con el proceso de integración europeo, la trascendencia de la estabilidad en la zona euro, el proceso de reforma y una mayor unión política y económica.

Últimas noticias