España

Sánchez pide confianza y unidad a los suyos y dice que ve al PSOE mejor que hace cuatro meses para ganar el 26J

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, pidió a los suyos “unidad y confianza” para ganar las elecciones. El líder socialista asegura que ve mejor al partido que en los pasados comicios y augura un buen resultado de cara al 26J. Sánchez tiró de discurso, repitió lo mismo que dijo hace cuatro días a su Grupo Parlamentario, para terminar abriendo el proceso de primarias y postulándose como candidato a la Presidencia del Gobierno.

“En este momento trascendente, en esta encrucijada en la que se sitúa España estas próximas semanas hasta el 26 de junio, os quiero pedir la unidad y la confianza en vuestro secretario general”, ha demandado el líder socialista. “El PSOE está en mejores condiciones para ganar porque los ciudadanos han visto en él un verdadero instrumento de cambio y una organización que cumple con la palabra dada y que antepone el interés general al interés particular y habla de soluciones y no de sillones”, dijo Sánchez. A partir de ahora ha asegurado que saldrá a ganar al PP. El socialista también tuvo palabras para el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, diciendo que es “mucho más humilde que otros líderes” porque “no aspira a asaltar los cielos, sino a sacar a los españoles del infierno de las políticas de la derecha”.

Así, ha puesto en valor la gestión realizada a en los últimos y ha recalcado que ha demostrado a sus compañeros que no ha tratado de ser “presidente a cualquier precio”, porque ha rechazado la posibilidad de ser investido con el apoyo de Podemos y la abstención de los independentistas, “porque ellos lo que quieren es romper el país”, zanjó.

A pesar de sus esfuerzos para lograr la investidura, el dirigente socialista admite que “el cambio pudo ser y no fue”, pero se ha mostrado convencido de que “el cambio será”. Sánchez lamentó que el jefe del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tuviera de “aliado inesperado” a Iglesias, a quien reprochó que “nunca aceptara ni quisiera un presidente socialista”. “La elección el 26 de junio es bien clara: o cambio o inmovilismo de un presidente del Gobierno que no aceptó los resultados del 20 de diciembre”, resumió.

Sánchez ha vuelto a cerrar la puerta al acuerdo con Rajoy, a quien ha censurado por “no asumir en primera persona los casos de corrupción” y no haber dado respuesta a los deseos de regeneración democrática que piden los españoles. “No ha reconocido que su incapacidad para poder dialogar y tender puentes con otros partidos le incapacita para poder ser el presidente del Gobierno cuando más diálogo se necesita entre los partidos”. Es decir, que si vuelven a salir los mismos resultados y las formaciones deben de pactar, Sánchez se volverá a cerrar en banda con el PP de Mariano Rajoy. En su opinión, el PP es el partido del “inmovilismo” por no afrontar la crisis de Cataluña, por “mentir” sobre los objetivos de déficit o por no renovar el sistema de financiación autonómica.

El secretario general del PSOE ha hecho hincapié en que “el único cambio posible” pasa por un acuerdo con Ciudadanos y Podemos, por el que seguirá apostando tras el 26 de junio. Pese a que algunos barones le han pedido que se olvide de la formación naranja, ya que el partido debe de recuperar su programa original. Ha sido el caso del secretario general de Aragón, Javier Lambán.

Al ponerse en marcha el proceso de primarias, Sánchez ha reiterado que “da un paso al frente” y que aspirará a repetir como cabeza de cartel. El plazo de presentación de candidaturas comienza mañana, domingo, y se prolongará hasta el 7 de mayo, si bien se da por hecho que no hará falta consultar a las bases el 14 de mayo porque Sánchez no tendrá rival. Sánchez da a los rivales que se quieran presentar el plazo de ocho días para conseguir 9.450 avales. Algo imposible sino eres la presidenta de la Junta, Susana Díaz, o alguien fuerte entre las federaciones. Sin embargo, todavía no es el turno de la andaluza y desde la agrupación esquivan las preguntas: “Luego habla”, señalan a su entrada.

En opinión de Sánchez, en los dos años que lleva al frente del partido, “la sociedad española ha visto crecer al PSOE”, por lo que ha expresado su convicción de que la ciudadanía le premiará en las urnas. El comienzo de su discurso fue algo muy comentado ya que tiró de discurso volviendo a apelar a la figura del exministro Ernest Lluch, asesinado por ETA en el año 2000.

Se trata del quinto Comité Federal que se celebra este año y el número 11 si contamos desde la llegada de Pedro Sánchez a la Secretaría General. Los socialistas salen a uno al mes, algo inédito en la historia del partido. A la cita no acudieron el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el presidente de Valencia, Ximo Puig; el diputado Eduardo Madina y Verónica Pérez.