La justicia decidirá si Carmena malversó al contratar a los titiriteros que hicieron apología de ETA

Manuela Carmena
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. (Foto: EFE)
Comentar

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha sido llevada ante los tribunales por una querella criminal por la contratación de los titiriteros que hicieron apología del terrorismo el pasado 5 de febrero. La querella, obra del bufete de José Emilio Rodríguez Menéndez, también carga contra la concejala de Cultura, Celia Mayer, y los dos actores.

El escrito recuerda que esta obra inicialmente fue catalogada para público infantil, como revela una captura de pantalla de la propia web del Ayuntamiento, y una hora antes de la representación fue modificada. “Todo lo anterior prueba que el Ayuntamiento tenía conocimiento, al menos con una hora de antelación, de que esta obra no era apta para público infantil, a pesar de ello permitió el acceso a numerosas familias con menores que no fueron avisados del cambio de catalogación del citado espectáculo”.

La obra fue promocionada con el título ‘A cada cerdo le llega su San Martín’. Si el título era agresivo para un mundo infantil, el desarrollo fue peor: “El ahorcamiento de un juez, el apuñalamiento de un policía; una violación; el apuñalamiento de una monja con un crucifijo; el apaleamiento de varios policías y la exhibición de una pancarta donde podía leerse gora Alka.ETA, juego de palabras que según los propios querellados significa Viva Al Qaeda ETA”.

El querellante entiende que al contribuir los responsables municipales con fondos públicos a la comisión de un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo, han podido ellos mismos incurrir en un supuesto delito de malversación de fondos públicos.

El coste para el erario público, según el escrito, podría haber alcanzado una cuantía máxima de 18.000 euros. Ambos actores, por estos hechos, ya fueron detenidos por la Audiencia Nacional, y actualmente se hallan en libertad provisional.

 

 

 

 

Últimas noticias