España

Podemos e IU lideran en 13 ayuntamientos una campaña antisemita ilegalizada en Francia y Reino Unido

Alberto Garzón y Pablo Iglesias. (Foto: EFE)

Por iniciativa, en la mayor parte de los casos, de IU o de las marcas blancas de Podemos, trece ayuntamientos, un cabildo insular y una diputación provincial se han sumado a la campaña contra Israel y antisemita del Movimiento BDS  (Boicot, Desinversiones, Sanciones). Este movimiento es el que promovió el pasado verano el boicot contra el cantante judío estadounidense Matisyahu en el festival de reggae Rototom y ha sido declarado ilegal en países como Reino Unido o Francia.

Autodefinido como “antisionista” (forma políticamente correcta del antisemitismo) promueve el boicot a empresas, universidades, intelectuales y artistas israelíes, así como a aquéllos que tengan vínculos de cualquier tipo con ese país o hayan mostrado sus simpatías con dicho Estado de Oriente Medio. Eso es lo que proclaman, pero de hecho ponen en el punto de mira también a personas concretas por el mero hecho de ser judías. El caso más conocido se dio este verano, cuando BDS del País Valenciano promovió, y logró temporalmente, el boicot contra el cantante estadounidense Matisyahu en el festival de reggae Rototom Sunsplash de Benicasimm (Castellón).

Ángel Mas: : “Es importante la conexión entre BDS y Podemos, son la misma gente”

Cuando los organizadores del festival dieron marcha atrás en su decisión de anular la actuación del cantante judío estadounidense, lo celebraron todas las formaciones políticas españolas menos dos: Podemos e Izquierda Unida. Esos partidos, o sus marcas blancas, son los mismos que están detrás de promover la incorporación de corporaciones locales españolas al Movimiento BDS.

El PSOE ha sido el promotor en algún caso, si bien en otros se ha abstenido o ha votado en contra. PP y Ciudadanos varían, en distinta media, entre la oposición o la abstención cuando se vota este asunto. De forma puntual, el PP lo ha apoyado en el municipio grancanario de Telde y el alicantino de Cocentaina, donde también votó a favor Ciudadanos.

Según los datos proporcionados por la organización española Acción y Comunicación en Oriente Medio (ACOM), las mociones a favor de BDS han sido aprobadas en el Cabildo de Gran Canaria y la Diputación de Córdoba (a propuesta de IU). Los ayuntamientos que se han sumado son: Santiago de Compostela (La Coruña), Gijón, Castrillón, Langreo (los tres en Asturias), Navalfuente (Madrid), Telde (Las Palmas), Campillos (Málaga), Villa de Muro de Alcoy, Concentaina (ambos en Alicante),  Sant Boi de Llobregat, Abrera (ambos en Barcelona), Onda (Castellón)  y Avilés (Asturias). En este último caso, tras un recurso contencioso administrativo por discriminación presentado por ACOM, el Consistorio retiró su apoyo a BDS. Tan sólo Somos Avilés (marca blanca de Podemos), Ganemos Avilés e IU votaron contra esta rectificación.

Según informa en un comunicado la asociación que presentó el recurso, los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Avilés consideraron que el boicot BDS es ilegal porque amenaza el derecho de las personas a no ser discriminadas, la libertad académica, la libertad de expresión y el derecho a no revelar religión, raza, origen nacional y opiniones personales. Consideran además que infringe la Ley de Contratos Públicos y las Directivas Europeas sobre igualdad de trato. Como último punto, advertían de que el Ayuntamiento incurría en un riesgo cierto por incitar al odio, a la discriminación, o a la violencia contra las personas afectadas por el boicot, que se extiende no sólo a Israel, sino a cualquier persona, española, judía o no judía, que no declare su adhesión a los objetivos políticos de la campaña BDS cuando se le conmine a hacerlo.

El presidente de ACOM, Ángel Más, dijo sobre el cambio de postura del Consistorio asturiano: “El BDS no busca el fin de ninguna ocupación ni aboga por una solución de dos Estados al conflicto árabe israelí. Busca la desaparición del único Estado hebreo negando a los judíos, y sólo a los judíos, el derecho a su país casi 70 años después de que Israel fuera reconocido por la ONU. Sus fines son discriminatorios y sus medios mafiosos. La rectificación del Ayuntamiento de Avilés, gracias a la Ley, cierra el paso a que el BDS campe a sus anchas en su chantaje a la Democracia”.

Conexiones internacionales de Podemos

En declaraciones a OKDIARIO, Ángel Más ha destacado el papel del partido de Pablo Iglesias en la incorporación de ayuntamientos españoles a la campaña antisemita: “Es importante la conexión entre BDS y Podemos, son la misma gente. Y la financiación de Podemos por Irán tampoco puede ser una casualidad”.

Otro régimen con el que Podemos tiene fuerte vínculos, varios de sus dirigentes han trabajado con él, es el bolivariano de Venezuela. El chavismo tiene también un fuerte componente antisemita. El 60% de los comercios que albergaba el Edificio La Francia, al que Hugo Chávez dedicó su famoso y televisivo “exprópiese”, eran propiedad de judíos. En el programa televisivo de agitación y adoctrinamiento La Hojilla, el presentador justificó la expropiación con el argumento de que en el edificio “sólo hay judíos que venden oro”.

Hugo Chávez tuvo además entre uno de sus primeros asesores, y uno de los más influyentes, al argentino Norberto Ceresole. Este último era un destacado antisemita, con varios libros negando el Holocausto y admirado por los neonazis de todos los países de habla española.

Consultadas por este periódico, fuentes de la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE) han dicho sobre este asunto: “Estamos en contra de cualquier discriminación”. Han explicado que sobre BDS: “mantenemos la misma postura que la Unión Europea. La Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, habló de la ilegalidad de boicotear a un país”.  Desde la FCJE recuerdan que el BDS ha sido declarado ilegal en diversos países europeos y de otros continentes.

BDS ilegalizado en varios países

El Gobierno británico declaró ilegal la campaña a la que se han sumado los ayuntamientos españoles antes referidos. El Ejecutivo de David Cameron ha advertido que cualquier institución o empresa pública que imponga el boicot a empresas israelíes en sus normas de contratación puede ser sancionada. La Cámara de Casación (Tribunal Supremo) de Francia también proclamó el año pasado la ilegalidad de BDS, al confirmar la condena a doce activistas de este movimiento por “discriminación nacional, racial o religiosa”. Los condenados habían tratado de convencer a los clientes de un supermercado en Alsacia para que no compraran artículos producidos en Israel.

El pasado verano, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, rubricó una norma sobre comercio internacional aprobada por legisladores de los dos partidos en la que, entre otras cosas, se declaraba ilegal por discriminatorio el movimiento BDS.

El Parlamento de Canadá aprobó este lunes, con 229 votos a favor y 51 en contra, una resolución en la que rechazaba el Movimiento BDS, “que promueve la demonización y la deslegitimación del Estado de Israel”. El legislativo hacía en el texto, además, un llamamiento al Gobierno “a condenar todos y cada uno de los intentos por organizaciones, grupos o individuos canadienses de promover el Movimiento BDS, tanto aquí en casa como en el extranjero”.

Últimas noticias