España

Sánchez quiere que las bases voten un pacto PSOE-Podemos para sumar luego a los independentistas

Pedro-Sánchez
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. (FOTO: EFE)
Comentar

Los planes de Sánchez pasan por llevar a consulta un pacto con Podemos que, aunque no suma para una investidura, si deja abierta la posibilidad para que se sumen las fuerzas independentistas bien con su voto a favor o con la abstención. De esta manera, el secretario general de los socialistas tendría las manos libres para poder buscar los apoyos de ERC y DiL, algo que tiene prohibido según la resolución firmada por el comité federal del partido del pasado mes de diciembre.

Dado que la suma de socialistas y podemitas no da la mayoría suficiente, Sánchez maneja la posibilidad de una posible ausencia de los independentistas en el pleno de investidura, lo que a la postre daría como resultado su nombramiento como presidente del Gobierno sin saltarse la resolución del comité.

Pero los barones, que ya conocen los planes del líder socialista, aseguran que no aceptarán acuerdo alguno que no contemple la suma completa para que prospere la investidura. “Sin trampas”, aseguran fuentes socialistas que insisten en que no se puede preguntar a la militancia por un “pacto a medias”.

Los líderes territoriales socialistas sólo contemplan dos posibilidades de cara a la investidura: un pacto PSOE – Podemos con la abstención de Ciudadanos o bien, un pacto PSOE – Ciudadanos con la abstención de Podemos. O lo que es lo mismo, los barones socialistas no contemplan ninguna posibilidad de pacto o acuerdo que no incluya a los de Albert Rivera. Si tenemos en cuenta que tanto los de Ciudadanos como los de Iglesias se han vetado mutuamente, parece que la tarea se convierte en una misión imposible.

La negociación con Ciudadanos para calmar a los barones

Según ha sabido OKDIARIO, Pedro Sánchez no habría cambiado un ápice su postura inicial, es decir un pacto con Podemos, IU e independentistas. A la pregunta de por qué se sienta con Ciudadanos a negociar a sabiendas que estos ya han dejado claro que no apoyaría un Gobierno que incluya a Podemos, los barones lo tienen claro, es una mera estrategia para aparentar que sigue las pautas marcadas desde el comité, aunque “su intención es la que es”.

Los líderes territoriales no van a ceder, lo que complica y mucho los planes del secretario general socialista que insiste en su planteamiento buscando fórmulas que dejen alguna posibilidad de maniobra que finalmente acabe con su investidura como presidente del Gobierno.

La consulta a las bases: su ‘as en la manga’

Sánchez sorprendió a todos los integrantes del comité federal cuando anunció una consulta a las bases de los futuros pactos, previa a la ratificación del máximo órgano de decisión entre congresos del partido. Esta medida no sentó nada bien a los barones porque, a pesar de que esta consulta “no es vinculante”, sí que pone al comité en una situación comprometida ya que sería complicado justificar un voto en contra de lo que ha decidido la mayoría de sus militantes.

Sin embargo, los líderes autonómicos ya advirtieron que la pregunta tenía que ser cerrada, con todas las sumas y acuerdos alcanzados. Algo que parece que el número uno de los socialistas pretende obviar.

Las negociaciones

Hasta el momento, Sánchez se ha reunido con todas las fuerzas políticas a excepción del PP e independentistas, al menos públicamente, con quienes se sentará en los próximos días. Cabe recordar que el portavoz socialista, Antonio Hernando ha asegurado que “las cosas van bien” tras cada reunión, a excepción del encuentro entre Sánchez e Iglesias en el que el líder de Podemos mantuvo su línea roja de pactar con Ciudadanos, llegando a afirmar que su formación no creará un equipo negociador hasta que los socialistas decidan entre Ciudadanos y el partido morado.

A día de hoy, tanto IU, como el PNV o Compromís han asegurado que apoyarían ese pacto de izquierdas aunque “aún haya que profundizar”. La propia Mónica Oltra ha asegurado que primero es el qué, pero que después irá el quién, allanando el camino para entrar en el futuro Gobierno. Por su parte el líder de Unidad Popular, Alberto Garzón ha advertido que negociará un acuerdo programático para apoyar únicamente la investidura.

 

Últimas noticias