Susana tiene comprometidas las firmas para convocar ya el congreso del PSOE

Susana tiene comprometidas las firmas para convocar ya el congreso del PSOE
Susana Díaz en el Comité Federal celebrado el lunes pasado. (FOTO:EFE)
Comentar

La negativa del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de convocar un congreso para elegir una nueva dirección en el partido, de donde saldría el candidato para afrontar unas posibles nuevas elecciones, ha provocado que los barones socialistas muevan ficha y en los próximos días podrían presentar en Ferraz las firmas necesarias para la celebración del mismo en el mes de marzo, si Sánchez se mantuviera en su idea de no hacerlo.

Según los estatutos del partido, si el secretario general no convoca el congreso, valdría recabar la firma de la mayoría más una, es decir 151 de los 300 miembros del Comité Federal para forzar una convocatoria extraordinaria. Según confirman a Okdiario fuentes socialistas, este porcentaje ya lo tiene Susana Díaz ya que la federación andaluza representa el 25% de los militantes socialistas. Además, Díaz, contaría también con el apoyo de otras federaciones cuyos barones ya han aplaudido la opción de ir a nuevas elecciones con la andaluza como candidata.

Los estatutos socialista también contemplan otra opción que consistiría en recabar las firmas de la mitad de los militantes. Esta posibilidad, según indican a Okdiario fuentes del PSOE: “También se conseguiría dada la decepción existente entre la militancia con la figura de Pedro Sánchez”. Sin embargo, subrayan que no sería necesaria porque, insisten: “Susana ya tiene los apoyos suficientes del Comité Federal”.

Según esta fuentes, las firmas se presentarían en los próximos días en Ferraz. Si el secretario general se mantuviera en su postura de no convocar al Comité Federal, lo que pondría a Pedro Sánchez ante una difícil tesitura, ya que deberá elegir entre adelantarse a esta jugada y anunciar él mismo la celebración del congreso o someterse a una resolución durante la celebración del mismo que le desbanque de la Secretaría General del partido a favor de la que ha sido su enemiga política dentro de la formación, Susana Díaz, ya que son muchos los nombres del PSOE que ya se han decantado por un futuro liderazgo de la andaluza. Por tanto, subrayan las mismas fuentes, “la pelota está en el tejado de Sánchez”.

Con la presentación de estas firmas, los socialistas que quieren el cambio en la dirección de la formación buscarían “la celebración del congreso lo antes posible en tiempo y forma”. De poco han servido los intentos de Sánchez de ganar tiempo mientras acercaba posturas con Podemos. La línea roja impuesta por los barones de Ferraz a su secretario general, ha sido un elemento insuperable para las negociaciones.

La negativa de los de Pablo Iglesias a eliminar el referéndum como condición para un posible pacto de Gobierno con los socialistas, ha truncado los planes del actual secretario general de los socialistas que hasta hoy abrazaba esta posibilidad como única tabla de salvación personal. 

A día de hoy, la posibilidad de que se celebren nuevas elecciones generales en los meses de abril o mayo, coge fuerza ante la imposibilidad tanto del PP como del PSOE de formar Gobierno. Con esta posibilidad sobre la mesa, los distintos partidos empiezan a tomar posiciones. El Partido Popular no ha cuestionado en ningún momento el liderazgo de Mariano Rajoy, quien ha asegurado que él será el candidato en caso de repetirse las elecciones. Tan sólo José María Aznar, como presidente de honor del partido, solicitó la celebración de un congreso abierto en el que se eligiera democráticamente una nueva dirección. Sin embargo, a pesar de haber tenido los peores resultados de su historia, el PP ha cerrado filas en torno a la figura de su presidente.

No así el caso del PSOE. Los socialistas han manifestado su descontento desde el 21 de diciembre. Tan sólo un día después de los comicios, los barones socialistas ya hablaban de los malos resultados cosechados por la formación encabezada por Pedro Sánchez. Desde entonces hasta ahora, un sinfín de declaraciones a los medios de distintos miembros del partido, duras intervenciones en el comité federal, desencuentros entre los barones, fundamentalmente entre Susana Díaz y Pedro Sánchez e incluso, figuras históricas del PSOE, como José Luis Corcuera, exigiendo la dimisión del secretario general, han llevado a que el propio Patxi López tache de “lamentable” el “espectáculo que estamos dando”.

En Podemos, mientras tanto, se frotan las manos ya que en la formación morada insisten en que una nueva cita electoral les beneficiaría llegando incluso a convertirse en segunda fuerza y superando, esta vez sí, al Partido Socialista.

Más delicada es la situación de Ciudadanos. La formación naranja tendría que pelear duramente para lograr mejor los resultados obtenidos el pasado 20D.

Últimas noticias