Plan Estatal de Vivienda 2018-2021: ¿quiénes pueden beneficiarse?

Íñigo de la Serna
Íñigo de la Serna, ministro de Fomento.
Comentar

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha presentado este lunes ante el Congreso para el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021.  El real Decreto 106/2018, del 9 de marzo, recoge varios programas, ¿pero cuáles son los más importantes y a quiénes benefician?

Uno de los programas más relevantes del Plan Estatal es el de ayuda al alquiler de vivienda. El objetivo es facilitar una vivienda régimen de alquiler a aquellos sectores de la sociedad que tienen más dificultades económicas, a través de ayudas a los inquilinos.

Es necesario que los beneficiarios sean titulares como arrendatarios de un contrato de arrendamiento formalizado según lo recogido en la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos. Además, debe constituir la residencia habitual y permanente del arrendatario durante el período que dure la ayuda.

Por otro lado, los miembros que residan en la vivienda deben tener menos de 35 años o más de 65, no pueden tener inmuebles en propiedad y, en conjunto, sus remuneraciones han de ser tres veces inferior al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). La  ayuda podrá alcanzar hasta el 40% de la renta que deban satisfacer por el alquiler de su vivienda habitual y permanente, por un período de 3 años.

Por otro lado, está el Programa de ayuda a las personas en situación de desahucio o lanzamiento de su vivienda habitual. La intención del Gobierno es que aquellas personas sin posibilidades económicas puedan acceder a una vivienda.

En este caso, el precio del alquiler debe ser igual o inferior a 400 euros mensuales y la ayuda puede cubrir hasta el 100% del mismo. El 80% será financiado por el Ministerio de Fomento y el 20% restante por las comunidades autónomas.

Para facilitar el acceso a una vivienda, el Departamento que dirige De la Serna también ha preparado un Programa de ayuda a los jóvenes con escasos medios económicos, mediante el otorgamiento de ayudas directas al inquilino en el caso del alquiler y al comprador en caso de adquisición (siempre en pueblos de menos de 5.000 habitantes).

En el caso del alquiler, se podrán solicitar ayudas de hasta el 50% del importe total de la vivienda cuando el coste de la misma sea inferior a 900 euros al mes en determinadas zonas a definir por las comunidades autónomas. A este subsidio podrán acogerse todos aquellos menores de 35 años y mayores de 65 años.

Los programas también recogen ayudas para la promoción de viviendas públicas o privadas para alquileres que superen los 25 años de duración, destinadas a familias con ingresos económicos bajos. También para discapacitados y personas mayores. Se trata de viviendas con instalaciones y servicios comunes y con alquiler limitado.

Además de todo esto, Fomento también ofrece ayudas para rehabilitar edificios y viviendas unifamiliares y mejorar la eficiencia energética de los mismos. De este modo, el Gobierno busca llevar a cabo una regeneración tanto rural como urbana, con especial atención a la infravivienda y al chabolismo.

Últimas noticias