‘Ciencia ficción’ en Altamira: a pesar del golpe separatista asegura seguir vendiendo pisos en Cataluña

altamira
Altamira Real Estate (Foto: Altamira)
Comentar

Ciencia ficción. Así se podría calificar el análisis interno llevado a cabo por la inmobiliaria Altamira para conocer el impacto del golpe catalán en la venta de viviendas en Cataluña. Al cierre del mes de octubre, y para sorpresa de los analistas de la firma, las ventas de inmuebles no han parado el ritmo mientras que el resto del sector ha visto desplomarse la demanda y el interés de los inversores internacionales.

La gestora de activos financieros e inmobiliarios Altamira, llevó a cabo un estudio interno sobre el ritmo de las ventas en Cataluña a cierre de octubre, según ha podido saber OKDIARIO, tras la celebración del 1-O y la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española por parte del Gobierno.

Tras el análisis, el informe concluyó que la venta de viviendas de Altamira en la región, la mayor parte de ellas procedentes de activos tóxicos tras la reestructuración bancaria, no se habían desacelerado. Una conclusión, por otra parte, que sorprendió a los mismos expertos que llevaron a cabo dicho análisis, según fuentes cercanas a la corporación inmobiliaria, pues esperaban una caída de las ventas.

De alguna manera, Altamira ha ignorado por completo la problemática secesionista, algo que suena casi a ‘ciencia ficción’, incluso para ellos mismos, porque mientras la inmobiliaria asegura seguir vendiendo pisos, el resto del sector está viendo como ha caído la demanda en dicho mes.

De manera mensual, Altamira vende entre 200 y 250 viviendas en la región catalana, un ritmo que, según fuentes cercanas a la compañía, se ha mantenido durante el mes ‘horribilis’ del independentismo. Esta ha sido la conclusión a la que ha llegado la compañía que gestiona carteras de BBVA, Santander y Sareb.

La respuesta del mantenimiento de las ventas es más que probable que esté en el precio. Las viviendas lanzadas al mercado por Altamira tienen precios muy asequibles, de hecho, hace unos meses lanzó la campaña ‘Verdades como casa’ con un total de 3.200 viviendas repartidas por todo el territorio nacional con un precio a partir de 30.000 euros. Y no sólo eso, además, se trata de una de las inmobiliarias que ofrece hasta un 100% de financiación del importe de sus viviendas en venta.

En contraposición a las ventas de Altamira, el resto del sector sí que notó un frenazo en las ventas de inmuebles. Por su parte, la inmobiliaria Barnes Spain ha confirmado que la inversión en vivienda de lujo se ha ralentizado y la demanda se ha visto depreciada hasta un 50% en Barcelona. Es más, según la misma compañía, el precio de este tipo de inmuebles ha caído alrededor de un 20% desde la celebración de la consulta.

Una situación que, según Barnes Spain, desde mediados de noviembre se está superando porque “aunque no se está vendiendo más, sí que está habiendo más demanda y más movimiento”.

La demanda ha bajado y los precios también, por ello las consultoras expertas en el sector han aconsejado a muchos de sus clientes la inversión en vivienda en Cataluña. Fuentes del sector explican que “hay que comprar al ruido de los cañones y vender al ritmo de los violines”, es decir, la bajada de precios de hasta el 20% es una buena oportunidad para una inversión inmobiliaria para los inversores. Eso sí, señalan, que el precio se apreciará cuando la normalidad se instale definitivamente en la región.

No obstante, los inversores internacionales (sobre todo) desconfían de las inversiones en Cataluña por motivos de inseguridad jurídica, un hecho que le beneficia a Madrid. Además, en plena tormenta independentista, desde la firma Chamberí Asset Management aseguraban que “nadie está comprando de manera activa en Cataluña”, una situación que puede alargarse, según los expertos, hasta saber el resultado de las elecciones del 21-D en la comunidad.

Últimas noticias