Mercados

Y hasta aquí el rally de Reyes

Comentar

El pasado jueves les hablaba de la seria posibilidad de ver un rally de Reyes tras no haber asistido al esperado rally de Navidad si Wall Street no pinchaba y el S&P 500 se hacía con los 2.520 puntos definitivamente.

El pasado jueves les hablaba de la seria posibilidad de ver un rally de Reyes tras no haber asistido al esperado rally de Navidad si Wall Street no pinchaba y el S&P 500 se hacía con los 2.520 puntos definitivamente. Y dicho y hecho, eso es lo que ha ocurrido y todos los mercados tanto europeos como estadounidenses han vivido un inicio de año muy similar al del extinto 2018. De hecho, espero que solo copiemos el inicio del año pasado porque todos sabemos qué es lo que ha ocurrido a lo largo del año 2018 y no ha sido muy agradable para los inversores que no han querido, aprendido o sabido colocarse en el lado corto del mercado.

La confianza en que la Reserva Federal no apriete demasiado los tipos de interés al alza a lo largo de este año 2019, tal y como parece que se desprende de las últimas declaraciones de algunos de sus miembros ha alimentado el ambiente adecuado para que el mercado se deshaga de un terrible mes de diciembre en un intento de hacer borrón y cuenta nueva con el inicio de un nuevo año.

Sin embargo, no podemos olvidar que lo que estamos viviendo es un rally que tiene la consideración de reacción alcista dentro de un mercado bajista, es decir, hablando en cristiano, estamos subiendo porque previamente lo hemos bajado.

Es más, la verticalidad de las subidas hacen difícil pensar que esto va a durar mucho más tiempo. De hecho, si echamos un vistazo al gráfico del selectivo español podemos ver que lo que hemos conseguido en este rally de Reyes es recuperar el famoso retroceso de Fibonacci del 61,8 por ciento justo en la sesión de este miércoles por la mañana y desde entonces ha comenzado una corrección que se ha extendido hasta el cierre de la sesión.

El paso mes de diciembre el selectivo español se descolgó desde los 9.267 puntos hasta los 8.286. El 61,8 por ciento de esa cantidad son los 8.892 puntos que es precisamente donde se frenó el martes y el miércoles se dio la vuelta.

Perder los 8.776 puntos que representan justo la mitad de la bajada es certificar el fin del rally de Reyes

Aún es demasiado pronto para matar la reacción alcista pero la precisión milimétrica de este giro me hace pensar que el fuego se apaga. Si estoy en lo cierto o no lo tiene que decir el mercado este jueves y por lo tanto debemos estar muy atentos a él. Perder los 8.776 puntos que representan justo la mitad de la bajada es certificar el final del rally de Reyes y por lo tanto el comienzo del momento clave para ver si la corrección nos lleva a lo que viene haciendo el selectivo español desde hace 21 meses que son mínimos decrecientes o por el contrario la corrección se apaga antes, puesto a pedir antes de perder los 8.600 puntos y se inicia desde ahí un nuevo impulso alcista que se lleve por delante los máximos de este miércoles para atacar los 9.000 puntos y mirar de poner en aprieto los 9.267 puntos que es donde realmente de resolverá la incognita de si estamos en una reacción para seguir cayendo o ya hemos visto el suelo tras casi dos años bajando.

Y no se olvide del comunicado de EEUU y China que conoceremos pronto sobre la reunión de dos días sobre los aranceles y su guerra comercial. Más ruido para los mercados por si la volatilidad fuera poca.

Últimas noticias