Wall Street no se cree los mensajes de calma: se desploma un 4% en un nuevo jueves negro

Wall Street
La Bolsa de Nueva York, en Wall Steet.

Nueva fuga de capitales en las bolsas norteamericanas. El Dow Jones ha perdido 1.000 puntos este jueves hasta quedarse en los 23.860 puntos (-4,15%); similares pérdidas a las del S&P 500, que ha perdido un 3,75% hasta los 2.581 puntos, o las del tecnológico Nasdaq 100, que ha perdido un 4,19% hasta los 6.306 puntos.

Wall Street no se cree los mensajes de calma: se desploma un 4% en un nuevo jueves negro
S&P500. (Fuente: Investing).

El economista Javier Santacruz cree que estas nuevas pérdidas son “la segunda parte de la caída”, pero que aún tendremos que ver “una tercera”. “El mercado tiene que bajar por lo menos un 10% en total para purgar todo el exceso de 2017”, avecina Santacruz, que cree que “en España es distinto porque no ha habido tampoco una gran revalorización”.

“Todos los operadores se han acostumbrado a corrección y más dinero. El mercado suele corregir en fases de zigzag, el famoso rebote del gato muerto“, recuerda por su parte Marc Ribes, cofundador de BlackBird, que también vaticina más retrocesos.

Wall Street no se cree los mensajes de calma: se desploma un 4% en un nuevo jueves negro
Dow Jones. (Fuente: Investing).

“Mirando el histórico, unos meses antes del tsunami de 2008, hubo una caída fuerte de este tipo, para luego subir de nuevo. En principio no hay indicadores que nos hagan pensar que pueda haber un cambio de tendencia. Pero esto es un aviso, en cualquier rebote hay que huir de la renta variable americana. Esto es sólo un aviso. Lleva nueve años subiendo. Aun así creo que todavía queda para la gran corrección, está todo muy verde para caer todavía”, afirma Ribes.

Wall Street no se cree los mensajes de calma: se desploma un 4% en un nuevo jueves negro
Nasdaq 100. (Fuente: Investing).

 

¿Que no cunda el pánico?

Desde BlackBird tienen claro que se espera una gran caída en los mercados del otro lado del Atlántico, donde el mensaje generalizado es ‘que no cunda el pánico’. Algo que, desde luego, no está calando hondo en el bolsillo de los inversores de Wall Street, que siguen retirando papel del mercado norteamericano. Los tipos de interés siguen en el horizonte de los mercados, que anticipan hasta tres subidas a lo largo de este año.

 

Temas

Comentar

Últimas noticias