Criptomonedas

La elección entre Ethereum y Ripple

criptomonedas
Diversas criptomonedas en una imagen de archivo.

Estos dos criptoactivos nacieron con la esperanza de ser la nueva referencia y sustituir a Bitcoin. En estos momentos, siguen a mucha distancia de la primera criptomoneda que salió en el mercado, pero han sido capaces de desarrollar unos sistemas y capacidades muy interesantes. Algunos inversores se preguntan, entonces, en cuál de las dos sería más adecuado invertir. Otros, para asegurar, han diversificado su cartera y mantienen posiciones en las dos.

¿Qué diferencia Ethereum y Ripple?

Las dos criptomonedas presentan diferencias importantes, tanto en términos de funcionalidad como de características. Las más relevantes son las siguientes:

Rapidez en las trasacciones. En este aspecto, Ripple ha desarrollado un sistema que supera al de Ethereum. Mientras que la plataforma ideada por Vitalik Buterin es capaz de realizar transacciones en 16 segundos, en la blockchain de Ripple es posible completarlas en solamente 4. Del mismo modo, en Ethereum, como máximo, se pueden realizar 15 operaciones por segundo, mientras que su competidora, 1.500. Se trata de una diferencia muy considerable gracias a que Ripple ha sido capaz de solucionar de mejor forma los problemas derivados de la escalabilidad.

Coste de las transacciones. Es otro aspecto en el cual Ripple consigue unos mejores resultados que Ethereum. En el caso de Ripple, las comisiones son extremadamente bajas: se ha llegado, como máximo a 0,000384 dólares por transacción en el momento que consiguió su máximo precio. Ethereum, en un contexto de valor normal, hace pagar 1 dólar por transacción. Su máximo fue de 4 dólares cuando consiguió su máxima cotización.

Monedas en circulación. en el caso de Ripple, se ha fijado una cantidad máxima de 100 mil millones de criptomonedas. Actualmente, la cantidad que hay en circulación es de más de 41 mil millones, por lo que aún queda por hacer entrar en circulación más de la mitad prevista como límite. Esta cantidad restante, pero, ya está creada y se encuentra en manos de la compañía que ha desarrollado la criptomoneda, Ripple Labs. Es un aspecto que suscita cierta crítica entre los inversores, ya que limita la posibilidad de negociar con ellas y puede afectar la evolución de su precio. Ethereum, en principio, no se ha marcado ningún límite. En un principio, su fundador era reacio a superar los 100 millones, pero ya hay más de 104 millones en circulación.

Finalidad. Ripple ha buscado cerrar acuerdos con empresas del ámbito financiero porque su principal objetivo es generar un sistema que sustituya al actual SWIFT, que se considera demasiado lento y costoso para realizar transacciones internacionales. Ethereum, en cambio, basa la mayor parte de su estrategia en configurar unos completos contratos inteligentes que no precisen de intermediarios para firmarse y hacerse cumplir.

Últimas noticias