Inversión

Serios problemas para el Deutsche Bank

Comentar

Ni buscándole novia, como se filtró semanas atrás con Commerzbank, son capaces de frenar la sangría en la descapitalización crónica que sufre el Deutsche Bank. De hecho, este miércoles ha marcado un nuevo mínimo histórico al cerrar sus acciones en los 8,869 euros tras presentar unos resultados de 692 millones de euros de beneficio en los primeros nueve meses del año, lo que representa una caída del 58% en comparación con los mismos meses del año anterior.

Una caída en números solo comparable a la de su cotización en la Bolsa de Franfurt y de la que no hay ningún síntoma de agotamiento en la corrección. De hecho, los resultados del tercer trimestre apuntan a más dolor puesto que solo ganó 211 millones de euros, que en comparación con el mismo trimestre del año anterior supone una bajada del 67,4%.

Solo en este ambiente de caídas en los resultados es comprensible su caída en la cotización. De hecho, a precios de cierre de ayer, capitaliza 18.567,89 millones de euros, es decir, menos que la mitad de Telefónica o solo el doble que Red Eléctrica.

Problemas y muy serios los de esta monstruosa entidad bancaria, con casi 100.000 empleados y con una exposición a derivados OTC, fuera de mercados oficiales, equivalentes al PIB Mundial (80 Billones de dólares).

Basta con que alquien desee la contraparte de uno de sus contratos para que toda la entidad salte por los aires. Así que lo más sensato es mantenerse fuera del valor e inclusive del sector.
Serios problemas para el Deutsche Bank

Últimas noticias