Inversión

¿Cómo es posible comenzar un negocio invirtiendo pocos recursos?

Hacer una inversión para comenzar un negocio. (Foto: Istock)
0 Comentar

Al realizar una inversión, hay quien piensa que siempre se precisa de una gran cantidad de capital para emprender un negocio. Ahora bien, existen técnicas que permiten iniciar una actividad emprendedora sin necesidad de desembolsar una parte importante de los ahorros ni endeudarse en exceso con los bancos. En este caso, eso sí, hay que tener en cuenta que el retorno acostumbra a ser más lento, por lo que no hay que esperar grandes beneficios en los primeros momentos.

Del mismo modo, para dar otra visión de un producto que ya existe en el mercado, no necesariamente es necesario desarrollar grandes campañas de marketing, sino modificar determinados aspectos.

¿Cómo invertir con pocos recursos?

Algunas de las estrategias que pueden permitir invertir una cantidad de dinero menor y conseguir resultados positivos son:

• Remarcar solamente el valor añadido diferencial: hay empresas que realizan grandes esfuerzos en mostrar todas las características del producto porque creen que, de esta forma, mediante un largo listado, atraerán más la atención del cliente. Ello supone un alto coste de marketing que, además, no tiene el retorno esperado. La decisión de compra se toma mayoritariamente por una calidad específica que cumple con la necesidad mostrada. Por lo tanto, solamente hay que enfocar toda la estrategia en destacar tal atributo.

• Cambiar el envase del producto: la presentación del producto, donde va recluido, es lo primero que vemos de él. Antes de probarlo, no sabemos si cumplirá o no con nuestras exigencias y, por lo tanto, la decisión de compra no puede tomarse mediante la experiencia. Por ese motivo, las empresas deben de utilizar otros recursos como, por ejemplo, la emoción o qué nos transmite el envase cuando lo vemos. Es un punto importante que determina, en muchas ocasiones, la primera compra.

• Mejorar la atención y comunicación al cliente: la opinión que tiene el cliente sobre la empresa se formula a partir de la experiencia en la interacción con ella. Este contacto se da con el personal de atención. Por lo tanto, una excelente campaña de marketing puede verse lastrada por una mala comunicación. Así pues, es básico invertir en profesionales motivados y empáticos a las necesidades y actitudes del público.

• Incrementar el uso de las redes sociales: es un canal ideal para dar a conocer las novedades que se presentan y, a la vez, para recoger ideas, experiencias y quejas de los clientes. Así, es posible conocer aquellos puntos de mejora y adaptar el producto a las necesidades del público potencial.

• Iniciar un crowfunding: es la forma de conseguir el capital necesario sin la necesidad de endeudarse ni invertir nada de los posibles ahorros que se tengan acumulados. Además, a la vez, es una herramienta de promoción que da a conocer aquello que se ofrece entre un público que tiene entre sus preferencias lo ofertado.

• Dirigirse a un nicho específico de mercado: en lugar de querer abarcar a un amplio abanico de población, puede ser más rentable enfocar los esfuerzos en un público específico de más valor añadido que permita operar con un margen mayor.

Últimas noticias