Qué debes saber si sufres un accidente de tráfico

accidente de tráfico
Accidente de tráfico (Foto: iStock)
Comentar

He tenido un accidente de coche con mi familia y no sabemos que debemos hacer, la culpa fue del otro vehículo. En el momento, firmamos un parte, pero ahora su seguro dice que no nos quiere dar una indemnización por los daños sufridos, por los cuales hemos ido al fisioterapeuta. ¿Cómo debo reclamar? ¿tendría que haber hecho algo cuando ocurrió? ¿qué debo hacer ahora? Sara M.L. (Tarragona)

Cuando se ha sufrido un accidente de tráfico y se puede actuar por uno mismo, lo primero que hay que hacer es señalizar el lugar lo antes posibles y avisar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Si las lesiones no han sido graves y te lo permiten, los afectados deben realizar fotografías y anotar el nombre y teléfono de algún testigo por si en un futuro fuera necesaria su ratificación.

Se debe firmar el parte entre los vehículos implicados, ya que será la declaración que se presentará a la compañía de seguros informando de todos los detalles. Si esta firmado por ambos conductores, quedará constancia de que se esta de acuerdo con el contenido de este, pero no sería un requisito necesario. A pesar de no tener la firma debemos enviar el parte a la compañía para que abra un expediente e inicie una reclamación.

Si se ha sufrido lesiones, habrá que acudir al hospital o centro de salud y conservar todos los informes que nos entreguen.

Proceso de indemnización

Una vez llega el proceso de indemnización surgen muchas dudas. Se debe saber que las personas que pueden reclamar son: el conductor del vehículo si no ha sido el culpable del accidente, los ocupantes de ambos vehículos, los peatones en caso de atropello por culpa ajena o cualquier persona implicada en el accidente (motoristas, usuarios de transporte público o los ciclistas).

La vía que utilizar para proceder a la reclamación es la civil, y se podrá pedir la indemnización tanto por daños personales como por los gastos derivados del accidente. El primer paso sería reclamar a la compañía del vehículo causante del accidente y entregarle todos los informes que tengamos.

Después, mandarán a sus servicios médicos a hacer una valoración al afectado. Por último, en los siguientes tres meses mandarán una oferta que deberá estar motivada y desglosada, junto con el informe médico que hayan realizado.

Pero ¿y si no se está conforme con la indemnización que ofrece la compañía aseguradora? En primer lugar, se deberá abrir un procedimiento de mediación y acudir al Instituto de Medicina Legal, donde valorarán las lesiones de forma imparcial ofreciendo un informe a la compañía. Dicho informe será pagado por la aseguradora, y con él, se volverá a negociar una mayor indemnización si se ha dado más importancia a nuestras lesiones.

Vía judicial

Si no se llega a un acuerdo en la negociación comenzará el procedimiento por la vía judicial, donde se acudirá a un perito privado (si no se está conforme con el informe del Instituto de Medicina Legal). Este pago correrá a cargo del interesado y no de la aseguradora, y se llevará a la reclamación por vía judicial.

No hay que olvidar, que con la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, se ha establecido un nuevo baremo de lesiones de tráfico. Las principales novedades que se han llevado a cabo con ella son las indemnizaciones para los grandes lesionados, que en el caso de muerte se incrementan en un 50% de media y la indemnización por secuelas un 35%.

Últimas noticias