Finanzas Personales

Se sitúa en el 0,14%

El interés de los depósitos que ofrecen los bancos en España es el más bajo de Europa

El interés de los depósitos que ofrecen los bancos en España es el más bajo de Europa
(Foto: iStock)
0 Comentar

Invertir los ahorros en depósitos españoles a largo plazo no aporta apenas beneficios. Así lo reflejan los últimos datos publicados por el Banco Central Europeo (BCE) sobre los intereses a plazo fijo de los principales países europeos. El interés medio español de los depósitos superiores a un año es de un 0,14%, la cifra más baja del continente y por debajo de la media europea, situada en un 0,39%.

El informe europeo muestra la remuneración de los depósitos a largo plazo durante el pasado mes de julio. Aunque las cifras no presentan grandes cambios respecto a los meses anteriores, refuerzan la tendencia generalizada de un continuo descenso del interés durante todo el año. Concretamente, en julio de 2016 la media española se situaba en un 0,22%, ligeramente por encima del 0,14% actual.

Para encontrar las rentabilidades más elevadas es necesario recorrer bastantes quilómetros. Estonia (1,92%), Holanda (1,67%) y Chipre (1,65%) son los países que ofrecen un interés más alto dentro del mercado europeo. En cambio, naciones vecinas como Italia (0,91%) y Francia (0,87%) tampoco superan el 1%, aunque sus datos son más esperanzadores que los nuestros.

El descenso de la remuneración de los depósitos protagoniza anualmente las noticias desde 2008. En octubre de ese año, los depósitos españoles a medio y largo plazo ofrecían una rentabilidad media del 4,18% y ni siquiera eran los más altos del continente. Las cifras más elevadas, situadas en un 7,14% y 5,5%, pertenecían a Lituania y Eslovenia, respectivamente.

Lon inversores conservadores, obligados a traspasar fronteras

La crisis financiera y la consecuente falta de solvencia bancaria, la bajada de interés del BCE al 0% y las limitaciones de los tipos de interés en España han favorecido que las rentabilidades tiendan cada vez más a cero. Un problema que afecta principalmente a los inversores más conservadores, que siempre han encontrado en los depósitos el producto perfecto para remunerar los ahorros sin arriesgar.

Este perfil de ahorrador, que es el más común en España, se ha visto obligado a buscar nuevos mercados en los que depositar su dinero, sobre todo ante la actual recuperación económica. De este modo, ciertas entidades europeas que ofrecen depósitos online han encontrado la oportunidad perfecta para expandir su negocio y comercializar productos más allá de las fronteras de sus países de origen.

Se trata de entidades como la francesa Crédit Agricole Consumer Finance, con su depósito a 3 años que ofrece un 1,25% TAE, Banca Farmafactoring, de origen italiano, con el Depósito Facto que alcanza hasta el 1,66% TAE o la plataforma de depósitos europeos Raisin. Esta última se ha convertido en un escaparate de las mejores rentabilidades del continente. Ofrece una amplia gama de depósitos de varios países europeos cuya rentabilidad llega hasta el 1,64% TAE y son contratables a distancia por cualquier cliente europeo y al plazo que ellos elijan.

En cuanto a las garantías de seguridad de estos depósitos, son muy similares a las que ostentan los de las entidades españolas. Están adheridos al Fondo de Garantía de Depósitos (FDG) de su país de origen, el cual presenta unas características muy similares al organismo español. Ante la situación de quiebra o insolvencia de un banco, el FGD devolvería hasta 100.000 euros por inversor y entidad.

Últimas noticias

Lo más vendido