DIA

El Consejo de DIA no apuesta por DIA: no ha comprado ni una acción en dos años

DIA
Almacén de supermercados Día (Foto: Día).
Comentar

Ningún consejero de la firma, ni los del ruso Mikhail Fridman, ha comprado acciones de DIA desde noviembre de 2016

Tienen títulos exclusivamente porque forman parte de su retribución variable, a un precio de 5 euros por acción

El Consejo de DIA no apuesta por DIA. Los miembros del Consejo de la cadena de supermercados no ha comprado ni una acción de la compañía desde hace más de dos años, lo que da una idea de la confianza de los propios gestores en la compañía. Tampoco lo ha hecho el consejero delegado desde agosto, Antonio Coto. Generalmente los directivos de la compañías suelen comprar acciones para dar una muestra al mercado de compromiso y confianza en el futuro de la compañía.

Nada más lejos de la realidad en el caso de Supermercados DIA. Ni siquiera los consejeros propuestos por Mikhail Fridman, el millonario ruso que controla el 29,9% de la empresa, han comprado una sola acción de la compañía. Ni Stephen Ducharme, ya dimitido, ni Karl-Heinz Holland han apostado un euro en DIA. Lo cierto es que a su jefe, hasta ahora, no le ha ido nada bien: en octubre compró el 14,4% de la compañía por 316 millones de euros, más de lo que vale ahora la compañía entera.

Julián Díaz González, consejero desde 2011 y reelegido en 2016, acumula en estos momentos según los registros de la CNMV un total de 61.354 acciones. Las últimas, casi 8.000 títulos, los recibió a finales de 2017 y forman parte de su retribución variable. El precio unitario, marcado en la última Junta de Accionistas, fue de 5,03 euros. Este miércoles, tras anunciar una esperada ampliación de capital por 600 millones de euros, ha cerrado a 0,45 euros.

Antonio Urcelay Alonso, ex presidente de Toys´Us, consejero desde 2011 y reelegido en 2017, tiene 40.325 acciones. Las últimas, en diciembre de 2017, forman parte también de su retribución variable, a un precio de 5,03 euros. Borja de la Cierva, consejero desde abril de 2017, acumula 19.049 acciones fruto de su retribución variable del año pasado -mismo precio, 5,03 euros-. María Garaña, consejera desde abril de 2017, suma algo más de 5.000 títulos exactamente por el mismo procedimiento. Por su parte, Angela Spindler, consejera independiente desde abril de 2016, tiene 15.744 títulos.

Otros dos consejeros, Sergio Dias, desde octubre de 2018, y Karl-Heinz Holland, en representación del ruso Fridman desde abril de 2018, no tienen ni una sola acción según los registros de la CNMV. Stephen Ducharme, ex presidente en funciones en representación del ruso, tampoco compró ni un título. El nuevo consejero delegado, Antonio Coto, que sustituyó en agosto a Ricardo Currás, tampoco ha comprado una sola acción de la compañía -tiene opción a casi 300.000 títulos-.

Se da la circunstancia de que uno de los consejeros, Mariano Martín Mampaso, Vicepresidente tercero de la compañía, ex presidente de Procter & Gamble, acumula 58.677 títulos y, según los registros de la CNMV, el domicilio social es Panamá.

Por último, Richard Golding, Vicepresidente segundo y consejero desde 2011, es el que más títulos de la empresa acumula, casi un millón de acciones. De hecho, él hizo la última compra de acciones de un consejero al margen de la retribución variable. En noviembre de 2016 compró 890.000 acciones a un precio de 4,31 euros, una inversión de 3,83 millones de euros. Esos títulos valen hoy 400.000 euros. Ana María Llopis, ex presidenta, tiene casi 94.000 títulos por retribución variable.

Últimas noticias