Banca

Banco Santander empieza a negociar con sindicatos el protocolo de fusión con Popular

Banco Santander empieza a negociar con sindicatos el protocolo de fusión con Popular
Oficina del Santander
Comentar

Banco Santander ha iniciado la negociación con sus sindicatos para establecer un protocolo para la fusión con Banco Popular, un hecho que en términos corporativos ya se ha realizado definitivamente (el CIF de Popular desapareció en septiembre para integrarse en el banco de Ana Botín) pero aún no lo está en términos tecnológicos ni de operativa. Este martes se produjeron las primeras reuniones con los sindicatos para informar a la plantilla de las medidas a seguir.

Según fuentes de Comisiones Obreras, el banco no ha planteado todavía los ajustes que realizará en 2019, cuando se prevé que se realice un ERE para la plantilla sobrante de la integración de oficinas -algunos sindicatos hablaban de unos 3.000 despidos- y aunque la entidad ya sepa aproximadamente los despidos que va a realizar, no lo ha comunicado todavía.

El primer banco español quiere primero solucionar los problemas tecnológicos que siguen pendientes. “Ahora mismo coexisten los dos sistemas operativos porque lo que no está hecho todavía es la reintegración y no se ha decidido el sistema operativo definitivo”, confirman en CCOO. Por el momento la entidad realiza cada 15 días un volcado de clientes y va integrando poco a poco la base de Popular con la de Santander. Actualmente se está realizando el proyecto 2 x 1, que supone la coexistencia física de redes del Popular y del Banco Santander en una misma sucursal. Son unas 70 oficinas en España, aún poco frente a las miles de oficinas que combinan ambas entidades.

Este periódico se ha puesto en contacto con fuentes oficiales del Banco Santander, que no han añadido información sobre las reuniones con sus empleados.

Zonas afectadas

Aunque no se ha hecho público qué oficinas tendrán que cerrar y cuáles no, fuentes de UGT creen que la situación es dispar dependiendo de las zonas. “Por ejemplo, en Galicia hay una red más amplia, ya que la situación es heredada de la integración de Banco Popular con Banco Pastor y ahora con Banco Santander”. De igual modo en algunas ciudades como Madrid podrían coincidir varias oficinas en una misma calle, como relató el vicepresidente Rodrigo Echenique.

Pero lo que parece casi seguro es que se optará por un expediente de regulación de empleo (ERE) que llegará a partir de primavera y cuándo aún no se ha terminado el último ERE, para los servicios centrales y también tras la integración de Popular y Santander, del que han salido 1.094 trabajadores de los 1.110 totales.

Por tanto, hasta que no se complete todo el proceso de migración de clientes y de integración de redes, la entidad cántabra no se va a meter en un proceso de ajuste de plantilla. Mientras tanto, hay bajas vegetativas de jubilados y la plantilla, con 30.000 integrantes, sigue su proceso habitual de renovación sin que haya ningún proceso claro de destrucción de empleo.

En los sindicatos hay mucha experiencia en cuanto a procesos de integración de entidades. No en vano, en las últimas dos décadas se han integrado en el grupo otros grandes bancos como Hispano o Banesto, antes del propio banco del que fue presidente Ángel Ron.

Últimas noticias