Empresas

El colapso bursátil de los blue chips convierte a Amadeus en la cuarta empresa del Ibex

El colapso bursátil de los blue chips convierte a Amadeus en la cuarta empresa del Ibex
luis-maroto
Comentar

La compañía, enfocada en un solo producto, ha crecido un 31% este año

Mientras tanto, Telefónica ha caído un 17% y BBVA un 26%

Amadeus tiene un valor en bolsa al cierre de la sesión de este miércoles de 34.660 millones de euros, superando a Telefónica que acaba en el entorno de los 33.582 millones de dólares, y a BBVA que vale ahora mismo 34.599 millones. Esta valoración bursátil llama la atención, puesto que estamos hablando de Telefónica, un gigante que facturó 52.000 millones de euros frente a una compañía de tamaño medio que apenas vendió 3.137 millones en ese periodo y que, pese a estar bien posicionada en su sector y con poca deuda, no cuenta con un negocio tan amplio y diversificado como la empresa de José María Álvarez Pallete. Ni que decir tiene que BBVA es uno de los principales bancos de Europa con unos activos ponderados por riesgo de 373.075 millones de euros a cierre de 2017.

Fuentes del sector turístico opinan que Amadeus tiene ante todo un principal producto de relevancia, como es la venta a agencias de viajes de todo el mundo de su programa ‘Amadeus’, con el que las agencias pueden centralizar compras y operaciones. Su cotización, opinan algunos, representa ahora mismo una burbuja y es un “disparate” que haya superado en valor a Telefónica o a BBVA, empresas que cuentan con unos 130.000 empleados cada una frente a los poco más de 10.000 que tiene la compañía dirigida por Luis Maroto.

Por su parte, desde XTB se considera que no hay nada de burbuja en la cotización de Amadeus, que es una compañía bien gestionada, aseguran, con una buena diversificación y un margen de crecimiento notable.

Con los datos de este miércoles, Amadeus vale aproximadamente la mitad que Banco Santander y queda a unos 6.000 millones de Iberdrola, la eléctrica multinacional. Inditex queda muy lejos de la empresa tecnológica de agencias de viajes, aunque no llega ni siquiera a triplicar su valor.

Un 2018 fulgurante

Para que este outsider llegue a colocarse entre los blue chips del Ibex (un terreno tradicionalmente vetado a grandes bancos, energéticas y a Inditex) han tenido que concurrir varias situaciones a la vez. En primer lugar, la espectacular revalorización de su acción, que ha pasado de 60 euros a 78,86, un 31% de revalorización en lo que va de año.

En segundo lugar, la caída desproporcionada de las grandes empresas españolas: Telefónica ha caído un 17% en este periodo ante la incredulidad y los esfuerzos vanos de Pallete. BBVA ha retrocedido nada menos que un 26% con el empuje de la devaluación de la divisa turca.

Por su parte, Santander, el primer banco español cuya marca se estrena en Polonia para más de 6 millones de clientes, ha caído un 18,9%.

 

Últimas noticias