Aena, Paradores, Renfe, Correos...

Sánchez utiliza las empresas públicas para sus batallas políticas: ningún gestor será presidente

lopez-okdiario
Óscar López es el nuevo presidente de Paradores
Comentar

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está utilizando las empresas públicas para colocar a sus fieles en el partido y devolver favores a quiénes le han ayudado a llegar al poder. Ni un empresario estará al frente de las grandes empresas públicas del país, que suman más de 8.000 millones de euros en ingresos. El último ejemplo es de este martes: Óscar López, hasta ahora senador del PSOE, hombre cercano al ex ministro José Blanco, será el presidente de Paradores. 259 millones de euros de facturación en 2017.

Aunque lo ocurrido para tomar el control en RTVE ha sido más mediático, el proceso que está siguiendo Sánchez para relevar a los presidentes de las empresas públicas no le queda a la zaga. El nombre de López es el último, pero se une a los de Isaías Taboas en Renfe o Juan Manuel Romero en Correos, gigantes corporativos que ahora están en manos de personas sin experiencia empresarial y que responden a un objetivo político.

López es licenciado en Ciencias Políticas y tiene un postgrado en la Universidad de Newcastle en Economía Internacional. Siempre ha tenido cargos en el partido y fue el Secretario de Organización del PSOE. Su nombramiento responde a las cuotas autonómicas del partido más que a su experiencia como gestor.

Otro caso es el de Juan Manuel Romero, que estará al frente de Correos. Romero ha sido el Jefe de Gabinete de Sánchez hasta su llegada a Moncloa, cuando fue sustituido por Iván Redondo. Romero es un experto en política pero su experiencia en gestión empresarial es escasa. Su nombramiento responde a dar una salida a uno de sus fieles. Correos facturó 1.761 millones en 2016.

Renfe

En Renfe el cargo ha sido para Isaías Táboas. Es la cuota del PSC, junto a Maurici Lucena en Aena. Hombre de confianza de José Montilla -fue secretario general de Presidencia de la Generalitat con él- trabajó hace décadas en Renfe como director de comunicación en la época de Merce Sala. Es licenciado en historia y fue secretario de Estado en Fomento con José Blanco como ministro.

Además, Táboas ha nombrado número dos de Renfe a José Luis Cachafeiro, otro hombre cercano al ex ministro Blanco, ahora eurodiputado, y que trabajó con él en Fomento. Cachafeiro fue secretario general de Transportes con Pepiño y hasta ahora trabajaba como directivo en Adif. “Están volviendo los hombres de Blanco. Estaban hibernando entre Renfe y Adif y ahora han vuelto con José Luis Ábalos de ministro”, explican fuentes de Renfe. De hecho, su jefe de Gabinete, Sergio Vázquez, es otro hombre de confianza de Blanco.

Isabel Pardo, nueva presidenta de Adif, hija de un alcalde del PP, sí tiene experiencia en la empresa puesto que hasta ahora era la número dos del gestor ferroviario. Pero, aunque su nombramiento en 2016 se debe a Ana Pastor, en ese momento ministra de Fomento, quién la promocionó en Adif fue José Blanco -nacida en Lugo, entró en la empresa en 2007-.

Últimas noticias