Telefónica diluirá su participación en Prisa hasta el 10% tras la ampliación de capital

Telefónica
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. (Foto: EFE)

Telefónica no va a mantener el 13% que posee de Prisa y diluirá su participación hasta el entorno del 10% una vez que finalice la ampliación de capital del grupo editorial. La operadora que preside José María Álvarez–Pallete no renuncia, por el momento, a ser uno de los principales accionistas de Prisa, aunque rebajará su peso en el capital.

Fuentes del sector financiero han confirmado a OKDIARIO que la intención de Telefónica es vender una parte de sus derechos de suscripción preferente, lo que reduciría el peso en el accionariado al 10%. Se trataría de un movimiento similar al realizado por el banco HSBC, que ha colocado el 14% de sus derechos por 36 millones de euros. Con un peso en el accionariado del 10% o inferior Telefónica logrará, además, reducir las exigencias regulatorias asociadas a su participación en Prisa.

En la operadora los portavoces oficiales consultados por este diario no arrojan luz sobre el futuro de la empresa de telecomunicaciones en el capital de Prisa y señalan que cuando concluya la ampliación será el grupo editorial el que informe a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) del resultado de la misma.

La agencia norteamericana Bloomberg ya avanzó hace unos días, citando fuentes internas de Telefónica,  que en el Consejo de Administración de la operadora existía consenso a la hora de diluir su peso en Prisa. La razón es sencilla: para el presidente se trata de un activo no estratégico y que tiene un alto componente (y riesgo) político.

Desde que el pasado año Telefónica contabilizó su participación en Prisa como “activo disponible para la venta” el mercado espera que en algún momento la operadora venda todos los títulos que posee en la empresa que ahora preside Manuel Polanco. No obstante, las fuentes consultadas indican que existe presión por parte del Gobierno para que Telefónica siga siendo un accionista de referencia de Prisa.

Tras la ampliación de capital el máximo accionista de la editora será el fondo Amber Capital superando el 24%, seguido por la familia Polanco (que acude a la operación con la financiación del Banco Santander) y que se mantendrá en el 15,4%. El tercero en la lista será el banco HSBC, que ahora tiene un 14,4% pero que diluirá su participación por la citada venta de derechos.

La decisión de Telefónica de estar presente en el capital de Prisa fue adoptada por el anterior presidente, César Alierta, que desde que salió de la operadora ha intentado –de momento sin éxito– ser uno de los principales accionistas del grupo editorial. Para ello quiere utilizar como palanca al grupo Henneo (que edita El Heraldo de Aragón y el diario digital lainformacion), e incluso ha tanteado a Planeta para que se convierta en socio de referencia de Prisa

Alierta ha intentado adquirir a Telefónica su paquete en Prisa el 13% y las fuentes financieras consultadas aseguran que ha estado dispuesto a pagar hasta 25 millones de euros. Sin embargo, portavoces oficiales de la operadora aseguran que ni Alierta ni nadie de su entorno presentó una oferta firme.

Comentar

Últimas noticias