El Consejo de Administración de Red Eléctrica carga contra Nadal por el bloqueo a la compra de Hispasat

Hispasat
Una antena de Hispasat.
Comentar

El Consejo de Administración de Red Eléctrica de España (REE) está muy molesto con el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, por el bloqueo que mantiene a la compra a Abertis del 90% de Hispasat, una operación que a pesar de contar con la oposición de Nadal será aprobada el 13 de marzo por la Junta General de Accionistas que celebrará la concesionaria española de infraestructuras.

Según han confirmado fuentes cercanas al máximo órgano de gobierno de Red Eléctrica, el presidente de la compañía, José Folgado, es uno de los que más enfadados está con la actuación del ministro. La principal crítica es que está utilizando Hispasat como herramienta para mantener la fiscalización gubernamental en la guerra de OPAs que enfrenta a Atlantia y ACS para controlar Abertis.

Y esto se produce gracias, en parte, a que el 20% del capital de Red Eléctrica está en manos de la Administración Central a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Efectivamente, el control de Hispasat es la única baza que le queda al ministro después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya respaldado la tesis del todavía ministro de Economía, Luis de Guindos, de que no se debe recurrir la decisión de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de no anular la OPA de Atlantia, tal como avanzó este diario el pasado 30 de enero.

“El equipo directivo de Red Eléctrica está muy molesto con el bloqueo a la compra de Hispasat, ya que se trata de una operación que lleva negociándose desde hace más de un año y que fue pensada antes de que Atlantia presentara su OPA“, señalan las fuentes consultadas, que indican que la razón principal de esta parálisis es que el grupo ACS (que presentó posteriormente una contraopa) se opone a la desinversión de Hispasat por parte de Abertis hasta que se decida el futuro accionarial de la cocesionaria.

En concreto, en mayo de 2017 Eustelsat alcanzó un acuerdo con Abertis para venderle su participación del 33,69% en Hispasat por 302 millones de euros, una operación sujeta a la autorización del Gobierno en Consejo de Ministros por tratarse de una sociedad estratégica. Con esta compra Abertis pasaría a tener el 90,7% de la empresa de satélites, una participación que quiere vender a Red Eléctrica por 1.150 millones de euros.

Sin embargo, el Ejecutivo no ha dado todavía luz verde a la operación de Eustelsat y las fuentes consultadas indican que el ministro de Energía tampoco está dispuesto a que Abertis venda el capital que posee de Hispasat (el 57%) antes de que se conozca qué empresa (Atlantia o ACS) será la que controle la concesionaria.

La Ley de OPAs establece lo que se denomina “deber de pasividad”, por el cual una compañía sobre la cual se haya lanzado una oferta pública de adquisición de acciones –como es el caso de Abertis– y que implica que el Consejo de Administración no pueden adoptar decisiones –como desinversiones relevantes– que puedan perturbar u obstaculizar el proceso de OPA.

En el caso que nos ocupa, los directivos de Abertis siempre han considerado que Hispasat no tiene una gran importancia en el activo de la empresa y que, por lo tanto, vender el 57% que tiene ahora (o el 90% si sale adelante el acuerdo con Eustelsat) no violaría el citado deber de pasividad. Las cifras así lo constatan, ya que el el peso de Hispasat en el balance de Abertis es inferior al 5% del beneficio operativo (Ebitda).

Los accionistas de Abertis votan la venta

La salida de Francisco Reynés como primer ejecutivo de Abertis coincide con la decisión del nuevo equipo directivo, bajo las órdenes de José Aljaro, de incluir la venta de Hispasat en el orden del día de la próxima Junta General de Accionistas que celebrará el grupo el próximo 13 de marzo.

Según el sexto punto del orden del día previsto por Abertis y enviado a la CNMV, planteará a los accionistas la venta de su participación del 57,05% en Hispasat a Red Eléctrica Corporación a un precio que no podrá ser inferior a 656 millones de euros. Además, también incluye la subrogación del paquete accionarial del 33,69% que Eutelsat posee en Hispasat y que Abertis acordó comprar en mayo de 2017.

Aunque en el departamento ministerial que dirige Nadal no ha sentado bien esta maniobra del nuevo equipo directivo, fuentes del sector de la infraestructuras han indicado a OKDIARIO que la decisión de someter la cuestión a la Junta General de Accionistas se tomó hace meses y que es el procedimiento adecuado para desinvertir en Hispasat.

REE no ha presentado oferta vinculante

Si los accionistas de Abertis aprueban la venta de Hispasat a Red Eléctrica todavía quedará un elemento clave e indispensable para que la operación siga adelante: que la compañía que preside Folgado presente una oferta vinculante, algo que no se ha producido todavía aunque se mantienen conversaciones porque REE está interesado en la transacción. Después de todo este proceso será el Gobierno, en Consejo de Ministros, quien deberá pronunciarse sobre la operación.

Hispasat cuenta con seis posiciones orbitales y ocho satélites operativos y durante 2017 aumentó su flota con el lanzamiento de un nuevo satélite y tiene previstos otros dos. El pasado año generó ingresos de 229 millones y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 175 millones. Además, gestiona una filial de comunicaciones militares (Hisdesat) cuya propiedad preocupa al Gobierno.

Últimas noticias