Siemens Gamesa aspira a un ‘megacontrato’ de 500 millones para recuperar la confianza de los inversores

Siemens gamesa
Siemens Gamesa (Foto. Siemens Gamesa)

Siemens Gamesa ha comenzado 2018 pisando con garbo y deja atrás un año complicado. La negociación de un ‘megacontrato’ en Brasil valorado en 519 millones de euros será un soplo de aire fresco para la cotizada y un factor clave para recuperar la confianza de los inversores.

La compañía presidida por Rosa García ha sido el valor más alcista de la jornada en el Ibex 35. Cierra con rebotes del 4,08% con la acción a 12,50 euros y presenta una capitalización de 8.521 millones de euros. El valor se ha disparado al calor de los contratos internacionales que está consiguiendo en las últimas semanas, sin embargo, esta semana Siemens Gamesa está remontando el vuelo de manera notable gracias a las noticias sobre este contrato en Brasil.

Según Bloomberg, la compañía española está en plena conversación con las firmas Voltaia, ED Renovaveis, Enel y Neoenergía para hacerse con el suministro de de 700 megavatios de turbinas eólicas para varios parques eólicos en el país latinoamericano.

Borja Matilla, analista de Hanseatic Brokerhouse, explica que en el año 2017 Siemens Gamesa “fue muy castigada”, pero también es cierto que “desde finales de noviembre la compañía lleva un crecimiento del 8%”. Con respecto al contrato en Brasil, el experto no lo duda: “Conseguir el contrato serían buenas noticias para Siemens Gamesa porque le permitirá recuperar la confianza de los inversores”.

Recordemos que la compañía lanzó un ‘profit warning’ a principios del mes de noviembre, Siemens Gamesa revisaba a la baja sus previsiones de beneficio operativo. El 6 de noviembre confirmaba unas pérdidas de 135 millones de euros en su primer semestre como empresa fusionada, unas cifras que suponían una caída del 12% respecto al mismo periodo de 2016 y anunciaba reestructuración de plantilla de hasta 6.000 empleos. En total tiene una plantilla de 26.000 empleados, 4.000 de los cuales están en España.

La dirección propuso un ERE, sin embargo, ante la presión de los sindicatos hizo que Siemens lo retirara y se optara por las salidas no traumáticas. Todos estos factores le han pasado factura en el parqué madrileño.

Por eso, Felipe López, analista de Self Bank, cree que un contrato de tal envergadura supondría “un soplo de aire fresco para la empresa”, pues el cierre de la operación de 519 millones de euros, supone cerca del 5% de los ingresos anuales estimados de Siemens Gamesa”.

El experto explica que, aunque ya ha realizado trabajos en el país brasileño, esta nueva adjudicación la posicionaría muy bien dentro del mercado brasileño. La economía del país está remontando y la demanda de electricidad está aumentando, por ello el Ejecutivo se lanzó a realizar dos subastas de energía a cierre de 2017.

Las empresas adjudicatarias se han hecho con contratos para vender energía de 51 parques eólicos, es decir, alrededor de 1.500 megavatios de capacidad a la red nacional, según datos del Consejo de Comercio de Energía Eléctrica de Brasil. Se trata de las dos primeras subastas en dos años para las compañías de energía eólica, después de que el Gobierno cancelara las dos subastas de 2016 como consecuencia de la recesión económica del país y el descenso de demanda eléctrica.

Pero no todo van a ser altos vuelos, López desde Self Bank explica que la operación en Brasil “también entraña riesgos”. En primer lugar, señala el elevado volumen del contrato “hace tener a sus clientes un mayor poder de negociación, lo que reducirá inevitablemente los márgenes para Gamesa”.

Y por el otro, concluye, “si la negociación se produce en divisa local se traducirá en un mayor riesgo”. Recordemos que solo en 2017 el real brasileño cayó un 16% respecto al euro, por ello, explica López “esto supondría un gasto adicional en coberturas de divisa”.

Comentar

Últimas noticias