Adriana Domínguez ‘Salvatore’: Adolfo Domínguez reduce a la mitad sus números rojos

Adolfo Domínguez
Adriana Domínguez, directora general de Adolfo Domínguez (Foto. Getty)

Adriana Domínguez lleva solo seis meses al frente de Adolfo Domínguez, sin embargo, la decidida apuesta de la primogénita del diseñador gallego por el producto a precios accesibles sin promociones salvajes está llevando a buen puerto los frágiles números que han dominado la marca en los últimos años. La textil ha reducido su deuda casi a la mitad hasta noviembre, hasta los 7,1 millones de euros, y ha elevado las ventas casi un 7%, sexto mes consecutivo de ascensos.

Adolfo Domínguez ha reducido sus pérdidas un 40,8% hasta el mes de noviembre hasta fijarlas en 7,1 millones de euros, a solo un trimestre de cerrar su año fiscal 2016-2017. Las ventas, por su parte, se han elevado hasta los 77,9 millones de euros, un 6,6% más que un año antes y encadena seis meses seguidos de repuntes.

Adriana Domínguez ‘Salvatore’: Adolfo Domínguez reduce a la mitad sus números rojos
Evolución de la ventas. Fuente. AD

Asimismo, el resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró un 52,3%, al pasar de -8,8 millones de euros alcanzados entre marzo y noviembre de 2016 a -4,2 millones de euros en el mismo periodo de 2017. Desde la compañía no han dudado en sacar pecho y señalar el buen hacer de la nueva cúpula de dirección dirigida primero por Luís Caramés y, desde julio de 2017, por Adriana Domínguez.

Luís Lara, profesor de ISEM Fashion Business School, explica a OKDIARIO que la mejería de los números se debe a varios factores. Por un lado, señala, “los mercados internacionales en los que Adolfo Domínguez tiene presencia se están recuperando después de unos años de atonía”. Y, además, comenta el experto, “la marca está llevando una decidida apuesta por el producto con buen diseño y calidad a precios accesibles sin necesidad de promociones continuadas”.

Por su parte, la textil asegura que el rebote de las ventas por tienda se ha acelerado debido a “las medidas de eficiencia y gestión introducidas en los últimos meses”. Lara, por su parte, cree que el crecimiento puede haber venido, efectivamente, “por la apuesta digital que ha hecho la empresa en los últimos años”.

A falta de cerrar la facturación del último trimestre del año fiscal y seguir creciendo es clave que siga trabajando “mucho la marca para seguir siendo relevante para el consumidor objetivo, así como mejorar el producto”, explica Lara. Y no sólo eso, además, apostar por la “apertura de más canales de venta o bien más países” y para todo lo anterior, explica el profesor de ISEM, “rodearse de las personas adecuadas que hagan que sea posible”.

Ahí es donde entra Adriana Domínguez y su experiencia dentro de la compañía. La directiva fue nombrada directamente por su padre para “dirigir la renovación y modernización” de la textil tras haber pasado por varios de sus departamentos. Ha dirigido la unidad de negocio de perfumes, la Fundación AD y fue una de las que más apostó por el buque insignia que Adolfo Domínguez levantó en plena calle Serrano de Madrid.

Con respecto a su sector en España, Adolfo Domínguez creció 14 puntos por encima de la media en septiembre, 12 puntos en octubre y 8 puntos más que su competencia en noviembre. Lara señala que ha sido una marca que “ha sufrido un repliegue en puntos de venta en los últimos años y lo normal es que una vez que tienen encarrilado el binomio marca-producto vuelvan a la senda de la expansión, con tiendas más ajustadas en tamaño e integradas con su tienda online”.

La compañía está comenzando a ver la luz tras varios años consecutivos de números rojos, una fragilidad que se intentó frenar con el fichaje de un exdirectivo de Camper: Estanislao Carpio. Se trataba de un hito dentro de la compañía, Adolfo Domínguez fichaba por primera vez en su historia a un director general, hasta el momento tanto la dirección creativa como la ejecutiva estaban centralizadas en el diseñador.

La visión empresarial de Carpio y Domínguez no era compartida, de modo que el directivo salió junto a todo su equipo en julio de 2016. Domínguez no tuvo más remedio que tomar las riendas y decidió que en su cadena de moda solo iba a rodearse de gente de confianza.

Luís Caramés, experto en Economía, era nombrado vicepresidente y no le dolieron las prendas al afirmar que tras la salida de Carpio las cifras habían ido mucho mejor. “Tras cinco años de inercia negativa y equivocada la empresa ha registrado el mayor aumento de ventas de los últimos seis años”, señalaba Caramés en la Junta General de Accionistas de agosto de 2016.

Aun entonces se quería fichar a un nuevo CEO que pudiera gestionar la empresa como la multinacional que es. Se pensó en Konstantin Antimissaris, exdirectivo de Inditex, pero nunca jamás llegó. “No se habían puesto de acuerdo en el precio”, comentaban a OKDIARIO fuentes del sector. No obstante, por cierto, el griego se ha quedado en España y está liderando la compañía alemana Douglas tras la compra de BodyBell y Juteco.

La multinacional gallega cuenta con una plantilla de 1.405 empleados y cierra noviembre de 2017 con una red de 490 puntos de venta en 30 países y crecimientos de ventas comparables en todos sus mercados: en México aumenta un 15,2%, en Europa un 10% y en Japón un 1%.

Comentar

Últimas noticias