Empresas

JAIME CARVAJAL RECHAZA LA PRESIDENCIA

Revolución en Prisa: Manuel Polanco sustituye a Cebrián y deja a Mirat el poder ejecutivo

prisa
El nuevo presidente de Prisa, Manuel Polanco.
0 Comentar

El culebrón de Prisa toca a su fin con la destitución de Juan Luís Cebrián como presidente de la compañía y su sustitución por Manuel Polanco (hijo del fundador), que no tendrá poderes ejecutivos. Jaime Carvajal, que era el favorito para ocupar el cargo, ha decidido declinar la oferta. Será el consejero delegado de la editora, Manuel Mirat el encargado de dirigir la gestión del grupo.

Polanco se convertirá en presidente de Prisa el próximo 31 de diciembre y Cebrián logrará su objetivo: ser el máximo responsable de la Fundación que va a crear el grupo y dirigir la línea editorial del diario El País. Polanco es actualmente vicepresidente de Prisa, y ha desarrollado toda su carrera profesional en la compañía, tanto en España como en Portugal.

Además, el consejo de administración va a renovarse y se baraja la entrada de cinco nuevos representantes del núcleo duro de accionistas. Salen los consejeros José Luis Leal, Alain Minc, Elena Pisonero, Gregorio Marañón y Alfonso Ruiz de Assin y entran cinco nuevos vocales. Cebrián ha manifestado que su salida es voluntaria, pero esto no es cierto, ya que ha decidido ceder el testigo ante la amenaza de ser destituido.

De hecho, cuando ha comenzado la reunión del consejo y todos esperaban que Cebrián diera un discurso elegante de fin de mandato, el presidente ha propuesto que le sustituyera Gregorio Marañón, vocal del consejo y de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones. Fuentes presentes en la reunión han indicado que todos los consejeros manifestaron al mismo tiempo su sorpresa y oposición a este movimiento  imponiendo el nombramiento de Polanco. Cebrián se ha marchado airado del consejo y sólo le ha faltado dar un portazo.

Uno de los nuevos consejeros sería Javier Monzón, que fue candidato a la presidencia de Prisa hace unas semanas impulsado por Santander, una operación que tumbaron desde el Palacio de la Moncloa por el pasado del ex presidente de Indra. Monzón entraría el máximo órgano de gobierno de Prisa junto al ex ministro socialista Javier Gómez Navarro, el socio de CVC Javier de Jaime, el ex presidente de la filial mexicana de Telefónica y ex gobernador del banco central del país centroamericano, Francisco Gil y una de las vicepresidentas de Bank of América, Sonia Dulá.

La designación de Polanco ha supuesto una sorpresa relativa, ya que aunque elegido el pasado fin de semana era Jaime Carvajal, el nombre del representante de la familia Polanco en el consejo de Prisa había sonado  como sustituto de Cebrián. El máximo accionista de la compañía, el fondo Amber Capital había impulsado su candidatura, especialmente después de los últimos movimientos de Cebrián para retener el poder de la división editorial aunque perdiera la presidencia.

Este miércoles en la reunión del consejo de administración previa a la Junta General Extraordinaria de Prisa se ha escenificado el cambio de testigo. A última hora de la noche de ayer Jaime Carvajal salió de la carrera por la presidencia porque pretendía que el relevo no fuera traumático, algo imposible teniendo en cuenta el carácter y la forma de actuar de Cebrián, especialmente en los últimos tiempos.

Ahora la incertidumbre se cierne sobre la participación que tendrá cada accionista tras la ampliación de capital de 450 millones de euros que va a realizar Prisa. En función del porcentaje que ostente cada uno se determinará el futuro de la empresa editora que tiene una deuda que ronda los 1.500 millones de euros y que pone en peligro la estabilidad financiera de la compañía.

La estructura accionarial de Prisa está configurada por el fondo de inversión Amber Capital, que tiene un 19,2%, los hermanos Polanco (17,5%), Telefónica con 13%,el empresario qatarí Ghanim Al Hodaifi Al Kuwari (10%), el banco HSBC (9,5%), el empresario mexicano Roberto Alcántara (9,2%), Santander (4,2%) y Caixabank (3,8%).

Últimas noticias

Lo más vendido