Empresas

Afectará a la mitad de la plantilla de la división de Consumo y Medical

Johnson & Johnson España lanzará un segundo ERE en 2018 para menores de 50 años

Johnson
Productos Johnson & Johnson (Reuters)
0 Comentar

Johnson & Johnson España, aplicará en 2018 un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se sumará al que ya está en marcha y que fue avanzado por OKDIARIO en marzo de 2016. Fuentes de la propia compañía confirman que se realizarán nuevos despidos que suponen la mitad de la plantilla de la división de negocios de Consumo y Medical, que cuenta con medio centenar de efectivos repartidos por sus diferentes centros presentes en España.

Se trata de un proyecto de destrucción de empleo para ser más eficiente que los estadounidenses están llevando a cabo en España (Enterprise Standars & Productivity en inglés) y que desde 2010 acosa a la plantilla, dicen las fuentes consultadas. De hecho, transciende esta información cuando todavía quedan flecos del ERE que ahora mismo está en activo y que concluirá a finales de 2017.

Tan es así, que incluso se ha filtrado que los nuevos despidos el próximo año podrían acogerse a las condiciones no del nuevo ERE sino del anterior en el convencimiento de que siempre los anteriores suelen ser más generosos que los últimos.

Una de las cuestiones que más preocupa a los empleados de la compañía es que las diferentes “purgas” han dejado sin capacidad de prejubilar o de dar bajas incentivadas a los trabajadores con mayor edad. De hecho, las fuentes consultadas por este diario afirman que apenas queda gente con algo más de 50 años por lo que el nuevo ERE tendrá necesariamente que centrarse en personas con edad inferior.

Además, recuerdan que aunque la empresa repite lo importante que es el compromiso y la motivación de los trabajadores se está sustituyendo gente que lleva años en la empresa por contrataciones a través de ETTs de gente menos preparada y que no tiene derecho a ninguno de los beneficios sociales que antaño la empresa ofrecía a sus empleados y que contaban con estándares americanos.

“Se coge más gente pues no se saben la película, nos cuentan, con peores condiciones para que parezca que crean empleo y a los dos años les despiden para que no se generen derechos laborales como los antiguos”.

Esto ha provocado múltiples quejas de los clientes que acusan la caída de la calidad del servicio, dicen los sindicatos, pues cuando hay alguna queja ahora el planteamiento va a ser que se gestione desde Praga por lo que los hospitales españoles (principales usuarios de esta empresa) pierden la capacidad de reclamar cualquier asunto.

En cualquier caso, la empresa ya ha transmitido que todos estos cambios deben quedar realizados y operativos para 2020 por lo que el margen de tiempo para modificar toda la estructura se acaba. La intención de la empresa americana es externalizar el mayor número de servicios para ser lo más rentable posible.

Johnson & Johnson es una empresa estadounidense fabricante de dispositivos médicos, productos farmacéuticos, productos de cuidado personal, perfumes y productos para bebés fundada en el año 1886 y desde 2012, es presidida por el neoyorquino Alex Gorsky.

En España cuenta con más de 1.600 empleados que atienden a clientes y pacientes de los tres segmentos de negocios de Johnson & Johnson: Bienes de consumo, Productos farmacéuticos y Medical Devices.

Johnson & Johnson obtuvo un beneficio neto de 4.422 millones de dólares (4.132 millones de euros) en el primer trimestre del año, una cifra que supone un retroceso del 0,8% respecto al mismo periodo de 2016 y a principios de año llegó a un acuerdo para adquirir la compañía biotecnológica suiza Actelion por 30.000 millones de dólares (28.034 millones de euros). Lo cual puede estar afectando a la necesidad de la empresa de ahorrar costes de todo tipo.

A esto se suma la flamante reforma tributaria que se establecerá en EEUU y que penaliza a las empresas americanas que  obtienen rendimientos en el extranjero y que no podrán evitar la tributación  de sus ganancias acumuladas, ya que en un nuevo proyecto de ley de impuestos publicado por los republicanos en la Cámara de los Representantes, obligará a las compañías estadounidenses a gravar un 12%.

Actualmente en los Estados Unidos las multinacionales pagan tributos sobre sus ganancias globales, pero existe la posibilidad de diferir los impuestos sobre las ganancias extranjeras hasta que la integren dentro del sistema estadounidense, postura que no es obligatoria. Las compañías a las que más les podría perjudicar son  Apple, Microsoft, Cisco, Alphabet, Oracle y Johnson & Johnson.

Últimas noticias

Lo más vendido