Empresas

El consejo de administración de Prisa cesará a Cebrián si bloquea el nombramiento de Carvajal

Cebrián
El presidente y el ex consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián (d) y José Luis Sainz. (foto: EFE)
0 Comentar

El consejo de administración de Prisa cesará al presidente, Juan Luís Cebrián, en la reunión previa a la Junta General de Accionistas que tendrá lugar este miércoles si el mandatario del grupo editorial sigue bloqueando el nombramiento de Jaime Carvajal como presidente ejecutivo a partir del 31 de diciembre de este año.

Según confirman fuentes del máximo órgano de Prisa el pasado fin de semana todos los consejeros aprobaron por unanimidad que Carvajal coja el timón de la empresa con plenos poderes ejecutivos para sacarla de su agujero financiero. Y desde entonces Cebrián intenta a toda costa detener la operación.

Jaime Carvajal es consejero delegado de Arcano y fue director general en Banco Sabadell Banca Privada. Ha mantenido reuniones en las últimas semanas para asumir la presidencia ejecutiva de Prisa y la condición que ha puesto ha sido la de que su designación sea unánime. Y así ha sido, ya que hay consenso en el consejo de administración de que es la persona adecuada para relevar a Cebrián, por encima de otros candidatos como la consejera de Bankia y Telefónica, Eva Castillo y del ex presidente de Aena y ahora socio de Rhone Capital, José Manuel Vargas.

Desde que se produjo el acuerdo en el seno del consejo de administración de Prisa para que Carvajal tome el mando de Prisa desde el uno de enero de 2018, Cebrián ha maniobrado para boicotear el relevo, retomando la vieja idea del Banco Santander de situar al ex presidente de Indra, Javier Monzón, en la presidencia, lo que permitiría al actual mandatario seguir al frente del diario El País. De esta forma, Cebrián seguiría siendo el máximo responsable editorial del grupo.

Según explican a OKDIARIO fuentes del consejo de administración de Prisa Cebrián está en estos momentos buscando protección en el ámbito gubernamental argumentando que su papel es decisivo a la hora de afrontar la crisis institucional catalana. El problema es que en el Palacio de la Moncloa no se ve con buenos ojos la llegada de Monzón y esta oposición fue una de las principales razones por las que el ex de Indra no fue designado oficialmente sucesor de Cebrián.

Estos movimientos de Cebrián confirman lo ya avanzado por OKDIARIO, que la “Operación Monzón” fue en realidad un autogolpe del presidente de Prisa para realizar una sucesión a la carta de sus propios intereses. “El nombramiento de Monzón estaba pactado con Cebrián a cambio de seguir dirigiendo las empresas del grupo”, señalan las fuentes consultadas.

Esta visión de autogolpe de Cebrián desactivado precisamente por el mismo cobró fuerza cuando 24 horas después del consejo de administración que, en teoría, iba a designar sucesor a Monzón, Prisa envío un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que informaba que los consejeros habían acordado un plan de incentivos para el todavía presidente ejecutivo, Juan Luis Cebrián, derivado de la ampliación de capital de 450 millones de euros que mañana tendrá que ser votada por los accionistas.

Últimas noticias

Lo más vendido