Empresas

Remodelación total de la cúpula directiva del holding LVMH: relevo generacional y ejecutivos de cantera

LVMH
Una de las tiendas de Louis Vuitton en Francia, una de las principales marcas del grupo LVMH. (Foto. Getty)
0 Comentar

Bernard Arnault, presidente y director ejecutivo de LVMH, no se ha andado con medias tintas y ha hecho una remodelación radical de su cúpula directiva. No ha habido nuevos fichajes, el multimillonario galo ha tirado de cantera y ha movido las sillas a su gusto. Desde Financial Times sostienen que se trata del comienzo del relevo generacional, recordemos que tres de los cinco hijos de Arnault trabajan en el holding, sin embargo, al empresario del lujo no le gusta observar los toros desde la barrera por lo que es poco probable que el abandono de primera línea sea improbable a corto plazo. No obstante, los expertos creen que estos cambios no serán los únicos.

Un baile de sillas dentro del grupo que no se ha hecho nunca en el sector. Tres de los ejecutivos que mejor conocen la casa cambiarán de sillón de mando a partir del año 2018. Pierre Yves Roussel, presidente y director ejecutivo de LVMH Fashion Group, pasa a ser la mano derecha sin cargo de Arnault.

Sidney Toledano, presidente de Christian Dior Couture, se va a sustituir a Roussel, y la maison gala será capitaneada por un perfecto tándem italiano: Pietro Beccari, director de Fendi y una estrella en ascenso dentro del grupo, y la directora creativa Maria Grazia Chiuri.

Cada vez que hay cambios en LVMH la rumorología se dispara y el mercado comienza a preguntarse si Arnault deja el holding en manos de sus hijos. Es demasiado pronto, comentan los expertos, al menos en el corto plazo. Tres de los cinco hijos del millonario francés trabajan en LVMH y les ha dado diversos puestos para ver cómo se desenvuelven.

Arnault
ArHelen y Bernard Arnault durante un desfile de Louis Vuitton (Foto: Getty)

Delphine es la número dos en Louis Vuitton y su hermano Antoine es el director ejecutivo de Berluti y presidente de Loro Piana. Por su parte, Alexandre es el codirector de las maletas alemanas Rimowa y el veinteañero Fréderic es el jefe de Tecnología de TAG Heuer.

Arnault ha removido los cimientos organizativos de la compañía del lujo y los expertos esperan que haya todavía más cambios. Lo que es cierto, y así lo señalan, es que el empresario francés está rodeándose de líderes empresariales más jóvenes, un factor elemental para seguir creciendo en ventas en un sector en constante cambio y no caer en el olvido como otras marcas competidoras. No hay más que mirar los números de Lanvin o Burberry, ninguna de las dos compañías textiles ha logrado conectar con el consumidor en los últimos años y sus ventas se han hundido.

La juventud de Beccari y su solvencia en Fendi

De todos los directivos del grupo que se mueven de una marca a otra, el más joven es Beccari (50 años) y trabajó en Louis Vuitton durante seis años antes de mudarse a Roma a hacerse cargo de Fendi. A este líder empresarial se le atribuye el rejuvenecimiento de la marca italiana a través de la innovación y la mejora de su estrategia digital. Es más, ha sido el promotor de que Fendi sea la tercera marca más importante de LVMH por ingresos y con ventas que han superado la simbólica cifra de 1.000 millones de euros por primera vez en 2016.

Arnault le ha puesto a Beccari en bandeja un nuevo reto: hacerse cargo de la marca más emblemática del grupo, Christian Dior. Una maison a la que hay que mimar y cuidar porque se trata de un símbolo para los Arnault porque fue la primera marca del holding que compraron.

Toledano: el nuevo hombre fuerte

Los directivos de marcas de LVMH como Céline, Givenchy, Loewe , Pucci, Kenzo, Marc Jacobs , Rossi Moda y Nicholas Kirkwood ahora tendrán que rendir cuentas ante Toledano, cuyo mandato en Christian Dior comenzó en 1994, cuando fue nombrado director de los artículos de cuero.

Bajo su dirección, la casa de moda gala lanzó el bolso Lady Dior en 1995, un bolso emblema de la marca y que ayudó a catapultar a la compañía como una marca global. Toledano fue nombrado presidente y director ejecutivo de Christian Dior Couture en 1998, dando paso a una era de crecimiento significativo en todas las categorías.

Los números hablan por sí solos: en 2016 las ventas subieron un 5% hasta los 1.900 millones de euros. Toledano, además, ha tenido que manejar con capoteos los problemas que ha habido con algunos directores creativos como John Galliano, que fue expulsado de la firma por manifestaciones públicas antisemitas. Trajo a Raf Simons y a la actual diseñadora Chiuri.

Roussel y el liderazgo femenino

Roussel llegó a LVMH en 2004 como vicepresidente ejecutivo de estrategia y operaciones y fue ascendido a presidente ejecutivo de Fashion Group en 2006. Un cargo que deja ahora para convertirse en el asesor directo de Arnault. Su mandato ha estado marcado por un crecimiento de las ventas en las marcas de Fashion Group, sobre todo gracias a la reinvención de varias firmas como, por ejemplo, Givenchy que pegó un buen acelerón najo el mandato del diseñador Riccardo Tisci.

Además, ha sido uno de los directivos que más ha promocionado a las directivas del grupo, actualmente Loewe, Givenchy y Céline están dirigidas por mujeres.

“Gracias a su liderazgo, las diversas marcas del Fashion Group han logrado un éxito notable en los últimos 10 años. En particular, ha jugado un papel fundamental en la selección del mejor talento creativo y en la introducción de estrategias innovadoras y equipos de alto rendimiento dentro de las diferentes casas “, ha dicho de Roussel el mismísimo Arnault.

Últimas noticias

Lo más vendido