Empresas

Barcelona: de capital cosmopolita de Europa a provinciana del independentismo catalán

Barcelona
Detalle de la Sagrada Familia de Gaudí (Foto. Getty)
0 Comentar

La imagen de Barcelona pierde fuelle a nivel internacional y está comenzando a decir adiós a ese cosmopolitismo que la hace tan atractiva a ojos de los inversores. La organización del Mobile World Congress está estudiando la idea de abandonar la Ciudad Condal ante la inestabilidad social y política a causa del independentismo catalán. Y medios internacionales tan solventes como el Financial Times ya descartan la candidatura de Barcelona como sede para la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) por los mismos motivos.

Barcelona siempre ha sido la puerta de Europa, la primera región a la que siempre han llegado todo tipo de vanguardias, desde la artísticas hasta las comerciales. De hecho, y para muestra un botón, el Art Nouveau, un movimiento artístico que inundó todas las capitales europeas, no llegó más allá de la Ciudad Condal teniendo a Antoni Gaudí como máximo exponente.

Más tarde, en los años 90 todos los agentes sociales, civiles, políticos y empresariales de Barcelona dejaron de lado sus diferencias y apostaron fuertemente por la candidatura olímpica del año 92. La unión ganó y la Ciudad Condal trajo hasta España los Juegos Olímpicos de 1992. Barcelona se convirtió en una ventana al mundo.

En este torbellino de modernidad, Barcelona se postuló en el año 95 para ser la sede europea del medicamento, sin embargo, fue Londres la ciudad que se llevó el galardón y que ahora se abandonará debido a la salida de Reino Unido de Europa. 

Por ello, Barcelona lo ha vuelto a intentar y lo hizo con el apoyo del Gobierno central y el municipal, pero, claro, las aguas independentistas estaban relativamente calmadas. Todo cambió el 1-O y Cataluña saltó a las portadas de todo el mundo, la marca Barcelona se mostraba erosionada.

El quedar fuera de juego en este sprint final no es baladí. Este organismo europeo de excelencia científica traería bajo el brazo casi 900 funcionarios que llegarían a Barcelona con sus familias con un alto poder adquisitivo que tendrán necesidad de escuelas, universidades, vivienda, seguros sanitarios, etc. Y no solo eso, además camparía un runrún anual de más de 35.000 especialistas del sector farmacéutico.

A pesar de que FT ha afirmado que Barcelona está fuera de la carrera, fuentes conocedoras del proceso se muestran absolutamente convencidos de que la candidatura de Barcelona es atractiva y una de las más solventes de todas las presentadas.

cataluña-Cecot
Manifestación con bandera independentista en Cataluña (Foto. Getty)

La algarabía de hace algunos meses podría tornarse gris a consecuencia de la inestabilidad política y social en la región catalana debido a las turbulencias independentistas del mes de octubre. No obstante, fuentes conocedoras del proceso explican a este periódico que la candidatura de Barcelona ha tenido muy buena acogida en Bruselas. Señalan, además, que el proyecto tiene un punto fuerte frente a otros países competidores.

Es más, aseguran que, si la EMA quisiera, Barcelona estaría preparada para acogerles a todos mañana mismo y garantizando la continuidad de la investigación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sin ningún tipo de interrupción. Un aspecto que, según fuentes locales, les hace ganar puntos frente a Milán o Bratislava, las supuestas favoritas, según el rotativo estadounidense.

Es cierto, reconocen las mismas fuentes, que la tensión en Cataluña tras el 1-O ha podido influir negativamente en las opciones de acoger la EMA, pero señalan que el resto de países tienen también sus propios problemas internos característicos.

Mateu Hernández, director general de la plataforma Barcelona Global explicaba hace meses que la llegada de la EMA tendría un impacto similar o mayor que los JJ.OO del año 92, con una importancia incluso mayor que el Mobile World Congress porque el impacto económico y empresarial sería permanente. No le faltaba razón, sin embargo, a tenor de las últimas informaciones, Barcelona podría decir adiós a las dos cosas.

La organización del MWC pide garantías de orden social

El MWC deja en la ciudad de Barcelona la friolera cifra de 450 millones de euros en solo una semana y crea más de 13.000 puestos de trabajo. No es baladí que los empresarios de todo tipo de sectores se echen a temblar y se echen las manos a la cabeza si el MWC también les abandona.   

Domènec Biosca, presidente de Educatur y de la Asociación de Expertos en Empresas Turísticas señala que el Mobile World Congress es un “icono de Barcelona como lo es Gaudí, por ejemplo”. Pero cuando el comité de organización del evento ha llegado a la Ciudad Condal para supervisar la cita de 2018 “se han encontrado con toda esta amarga situación que estamos viviendo en Cataluña”.

Mobile World Congress
Entrada del Mobile World Congress en Barcelona (Foto: GSMA).

Fuentes del sector aseguran a OKDIARIO que la organización del Mobile World Congress podría haberse planteado mover la edición de febrero de 2018 a otra región de España, sin embargo, señalan, no ha sido posible porque sería como mover un transatlántico porque los invitados se cierran con un año de antelación.

Cree el experto que es “normal” que se estén planteando salir de Barcelona para próximas ediciones. Afirma que se han pedido a las autoridades de Barcelona “garantías de días plácidos en el mes de febrero de 2018, pero ¿cómo lo van a hacer? No pueden asegurar que la ciudad funcione a pleno rendimiento, que puedan llegar al aeropuerto sin problemas, que funcione el transporte público, etc”.

Ante la posibilidad de que la organización se lleve de Barcelona el este gran evento sobre tecnología e innovación, Alberto Fernández, líder del PP barcelonés, ha reclamado a la alcaldesa Ada Colau que explique todas las gestiones y esfuerzos que han hecho para que el MWC no se vaya de la ciudad modernista. El concejal popular reconoce que esta cita es fundamental para sectores como el taxi, comercio, restauración y turismo.

No sé qué nos pasa”, concluye Biosca al otro lado del teléfono, “vivimos de una marca como la de Barcelona y no nos damos cuenta de que una vez que se mancha es muy complicado volver a pulirla”.

Últimas noticias

Lo más vendido