Empresas

POSEE DEUDA DE LIONBRIDGE, LA SOCIEDAD COMPRADORA

Credit Suisse incurre en “conflicto de intereses” en la venta forzosa de Transperfect

Credit Suisse incurre en “conflicto de intereses” en la venta forzosa de Transperfect
Oficina de Credit Suisse.
0 Comentar

La financiera suiza Credit Suisse podría estar incurriendo en “conflicto de intereses” en la operación correspondiente a la venta forzosa de la multinacional de traducciones Transperfect. Así lo han confirmado fuentes bancarias próximas a la venta que han indicado que la firma se habría “posicionado como parte neutral en el proceso” a la vez que tendría “importantes intereses encubiertos” para que Lionbridge, compañía adquirida por el private equity H.I.G Capital, comprase finalmente Transperfect.

El hecho de que Credit Suisse Securities haya participado como asesor financiero principal en la compra de Lionbridge por parte del fondo H.I.G. y que aun posea deuda de Lionbridge ha levantado sospechas entre las fuentes de la operación que consideran que Credit Suisse tendría “importantes incentivos financieros si Lionbridge acaba adquiriendo Transperfect”.

Pero hay más elementos que generan dudas sobre el rigor de la operación y plantean un potencial conflicto de intereses. Robert Pincus, el administrador judicial de Transperfect nombrado por el juez Bouchard para asegurar la venta forzosa de la empresa, es socio del despacho de abogados Skadden, bufete ligado al proceso de venta y estrechamente vinculado a la entidad suiza de servicios financieros. Un hecho que, añaden, “permitiría a Credit Suisse asegurarse que la venta de la compañía termina haciéndose a Lionbridge”.

Ausencia de compradores estratégicos

En plena lucha por hacerse con la compañía los más afectados son los trabajadores de Transperfect, 500 de ellos ubicados en el centro operativo de Barcelona, que ven como los compradores estratégicos que permitirían conservar sus puestos de trabajo van perdiendo fuerza frente a los fondos buitre.

Según fuentes cercanas al proceso en el caso de que Lionbridge se hiciera finalmente con la compañía se aplicará “un plan de reducción de costes a nivel internacional de 50 millones de euros” que pasaría por “deslocalizar varios centros operativos” y comportaría  “despidos a nivel internacional”, incluido Barcelona.

Liz Elting y Phil Shawe fundaron Transperfect  hace 25 años pero las crecientes desavenencias personales fruto de su divorcio matrimonial han llevado el futuro de la compañía a los juzgados. El juez de la Corte Suprema de Delaware (EEUU), André Bouchard, decretó la venta forzosa de la compañía y nombró a Robert Pincus, administrador judicial de la compañía para asegurar la venta.

Transperfect es uno de los referentes en traducción internacionales, Barcelona con 500 trabajadores es su segundo centro operativo a nivel mundial.

Últimas noticias

Lo más vendido