Bimba y Lola tendrá que negociar “oficialmente” el traslado de su nueva sede al norte de Portugal

Bimba y Lola
Tienda de Bimba y Lola (Foto: Facebook)
Comentar

Bimba y Lola todavía tendrá que negociar “oficialmente” la instalación de su nueva sede en Valença do Minho (Norte de Portugal). Fuentes cercanas al ayuntamiento de la ciudad lusa confirman a OKDIARIO que “no ha habido conversaciones con la empresa gallega” y que “no tienen información de que se vaya a instalar en la ciudad”. Por su parte, la compañía gallega reconoce que, efectivamente, siguen negociando con diversos lugares aunque no hay nada cerrado, pero que su intención “es quedarse en Galicia”.

María y Uxía Domínguez, las sobrinas del diseñador Adolfo Domínguez, fundaron la marca Bimba y Lola en 2007. Ahora, una década después de su comienzo emplean a más de 1.000 personas, tiene más de 200 tiendas y ha cerrado el año fiscal 2016 con un beneficio de 16,4 millones de euros.

Alegre impulso a las ganancias de la compañía textil el pasado año que cerró con un resultado bruto de explotación de 21,6 millones de euros y la facturación se elevó hasta los 152,4 millones de euros, un 32% más que en 2015. Un empujón en las cuentas de la empresa que han obligado a la directiva a buscar una nueva sede en la que asentarse y seguir la senda de crecimiento. Unas intenciones que se conocieron tras la presentación de resultados trimestrales.

Actualmente las oficinas centrales de Bimba y Lola están ubicadas en Mos, (Pontevedra y a 15 kilómetros de Vigo), sin embargo, el centro logístico se ha quedado pequeño ante el fuerte crecimiento que ha experimentado en los últimos ejercicios.

Fuentes de la multinacional, explican a OKDIARIO que, efectivamente, están “en búsqueda y negociación” para encontrar un nuevo emplazamiento y poder “seguir creciendo”, pero aseguran que “su intención” es quedarse en Galicia porque “somos una empresa gallega”.

Según La Voz de Galicia, la compañía estaría negociando precios de suelo industrial para la edificación de su sede en Portugal, concretamente a la ciudad de Valença do Minho. Sin embargo, fuentes cercanas al ayuntamiento portugués aseguran a este periódico que “no ha habido negociaciones oficiales con la empresa gallega” y que en el consistorio “no tienen información de que Bimba y Lola se vaya a instalar en la ciudad”.

No obstante, sí que han reconocido que las economías de Pontevedra y Valença Do Minho han estado siempre muy ligadas porque son muchas las personas que se mueven a uno y otro lado de la frontera. Es cierto, señalan, que instalarse en Portugal tienen varios atractivos, entre ellos, la proximidad al puerto de Vigo, el precio del suelo industrial, así como el atractivo fiscal para los inversores extranjeros.

De hecho, para salir del atolladero económico, el Ejecutivo luso puso hace un par de años una política tributaria de lo más atractiva para captar inversores y empresas españolas. Portugal tiene uno de los sistemas fiscales más interesantes de Europa sin entrar en la categoría de paraíso fiscal.

No sería descabellado considerar a Valença do Minho como una buena opción de ‘asentamiento empresarial’, pues está a alrededor de 30 kilómetros, a unos 20 minutos en coche desde la actual sede de Bimba y Lola en Mos. Pero, fuentes del sector, explican a este periódico que, lo más probable, aunque el norte de Portugal está relativamente cerca, Bimba y Lola se quede en Pontevedra y no se mude al país luso.

Los medios locales afirman que la Xunta de Galicia estaría muy pendiente de Bimba y Lola para no dejarla escapar. No es de extrañar, la multinacional de moda crea más de 1.000 empleos directos y una aportación fiscal ascendería a 23 millones de euros.

Desde la Consejería de Economía e Industria de Galicia han declinado hacer comentarios sobre la búsqueda de sede de la textil. Solo se han limitado a explicar a este periódico que tienen contactos con Bimba y Lola, como con otras compañías locales, por el interés común de hacer más próspera la comunidad gallega.

Últimas noticias